El Gobierno incluirá en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2021 un aumento de dos puntos el IRPF para las rentas del trabajo de más de 300.000 euros y tres puntos para las rentas de capital de más de 200.000 euros, así como un 1% el impuesto para patrimonios de más de 10 millones de euros; limitará las deducciones en el Impuesto de Sociedades; fijará una tributación mínima del 15% para ‘socimis’; y, reducirá desgravaciones de planes de pensiones privados.

Así lo han detallado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el vicepresidente segundo y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias, durante un acto de presentación en la Moncloa de las claves del anteproyecto de ley de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2021. La presentación ha sido después de que los socios de la coalición alcanzasen un acuerdo de última hora de ayer en lo relativo al Ingreso Mínimo Vital y la regulación del precio de los alquileres, los dos principales escollos de la negociación.

Presupuestos Generales del Estado

Sánchez ha destacado que los nuevos PGE son la «pieza clave» para la recuperación económica y supone dejar atrás la austeridad y los recortes. De esta forma, se daría paso a una «energía» y una «voluntad» de Pedro Sánchez de «salir adelante» tras la pandemia con una inversión pública social histórica, de 239.765 millones, un 10,3% más, incluyendo un adelanto de 27.000 millones de los fondos europeos.

«La respuesta de los PGE va a estar a la altura del impacto, dibuja un antes y un después del modelo económico y no se va a dejar a nadie atrás, reduciendo desigualdades y fortaleciendo los servicios públicos», ha dicho.

Iglesias ha destacado que se inaugura «una nueva época en política económica que deja atrás definitivamente la etapa neoliberal y de recortes y pone a España en la senda de recuperación de derechos laborales y sociales y refuerzo de servicios públicos».

En materia fiscal, Pablo Iglesias ha detallado que se aprobará un aumento de dos puntos el IRPF para las rentas del trabajo de más de 300.000 euros y tres puntos para las rentas de capital de más de 200.000 euros, así como un 1% el impuesto para patrimonios de más de 10 millones de euros.

También figurará una subida de Sociedades limitando las exenciones por dividendos y plusvalías generados por participaciones en sociedades filiales, se fijará una tributación mínima del 15% para ‘socimis’ y reducirá desgravaciones de planes de pensiones privados. Hay que recordar que una SOCIMI es una sociedad con carácter mercantil y de tipo anónima. Su capital social mínimo es de 5 millones de euros. Sus acciones deben cotizar en un mercado regulado, es decir en Bolsa de Valores.

Sánchez pide unos PGE con mayor apoyo

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, pidió el pasado 8 de septiembre en el Senado aprobar unos Presupuestos Generales del Estado «con el mayor apoyo posible, sin exclusiones».  En concreto, reclamó al líder del PP, Pablo Casado, que abandone su «bloqueo político» y deje de «poner en riesgo la estabilidad y el correcto funcionamiento» de las instituciones del Estado, al negarse a negociar la renovación de órganos como el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Así lo puso de manifiesto durante la comparecencia que ofreció en el Senado para dar cuenta de las líneas generales del Gobierno, en la que se centró en reivindicar «unidad, instituciones robustas y un nuevo clima político» para poder hacer frente a la crisis derivada de la pandemia de coronavirus.

De este modo, el presidente se dirigió a las formaciones políticas que se consideran «constitucionalistas» para pedirles unidad en torno a la aprobación de los Presupuestos. En este sentido, sin ellos no es posible «absorber» los 140 mil millones de euros que la Unión Europea ha destinado a España para hacer frente a la crisis del covid.