El presidente de la Asociación de Empresarios de Sierra Nevada, Enrique de la Higuera, ha lamentado la «incertidumbre» existente a un mes de la fecha prevista, si las circunstancias lo permiten, para la apertura de la estación de esquí andaluza. Es por ello que ha pedido «claridad e información» a las administraciones sobre las medidas que se vayan implementando contra la pandemia de Covid-19.

«De esa claridad y de esa información depende la puesta en marcha de un montón de empresas y negocios», asegura. Actualmente «están viéndolas venir», ha señalado el representante de los empresarios de Sierra Nevada.

La estación de esquí de Sierra Nevada está ubicada en Monachil. Este es uno de los municipios del área metropolitana de Granada que está confinado perimetralmente desde este pasado lunes.

La estación sigue adelante con las actividades para la preparación de una eventual apertura de la estación de esquí. De la Higuera ha explicado que son preparativos «sometidos al mercado legal» en todo momento, al igual que la activación de los negocios que de esta inauguración se derive.

En este sentido, si el último fin de semana de noviembre la situación fuera la misma que la del inicio de esta última de octubre; «Sierra Nevada se queda para Monachil, con lo que sería complicado inaugurar la temporada», lo cual «a nivel empresarial, sería un palo terrible».

Dependiente de otros municipios

«El cliente fundamental de Sierra Nevada no es el de Monachil» aunque vecinos del municipio suban a esquiar. Los mercados emisores más importantes dependen también de la evolución de la norma en comunidades como la de Madrid o la propia Andalucía. El empresariado está pendiente, en este sentido, del reglamento autonómico, provincial, y del Boletín Oficial del Estado, ha resumido.

La pregunta es si «los empresarios abrirían con un mercado exclusivamente con gente de Monachil», y la respuesta puede pasar por que puede haber «pequeños negocios» a los que «a lo mejor les interesa», si bien otros como son las tiendas de alquileres de material de esquí, escuelas, restaurantes u hoteles pueden tenerlo «más difícil».

En este contexto «desalentador», de momento no se han producido cancelaciones de reservas para el puente de la Inmaculada, con el que suele echar a andar la temporada de esquí desde un punto de vista turístico, ha agregado el presidente de los empresarios de Sierra Nevada.