El paro ha subido en Andalucía en 143.800 personas en el tercer trimestre de 2020, lo que supone un 18,24% más que en el trimestre anterior, incremento que sitúa la cifra de desempleados en 932.300 personas, según la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada este martes 27 de octubre por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Entre julio y septiembre de este año se han creado en Andalucía 76.200 empleos respecto al trimestre anterior, lo que situó el total de ocupados en 2.985.300 personas. La cifra supone una subida del 2,62% en la comunidad andaluza, dato inferior a la media nacional, cuyo incremento relativo del empleo ha sido de un 3,06%.

En términos interanuales, el paro ha subido en Andalucía en 66.600 personas respecto al tercer trimestre de 2019, lo que supone un descenso del 7,69%, mientras que el número de ocupados ha bajado en 115.600 personas de julio a septiembre de este año respecto al mismo periodo de 2019, un descenso relativo del 3,73%.

Andalucía aumenta el 40% el paro en España

Andalucía ha representado en el tercer trimestre el 40% del aumento del paro en España en términos absolutos sobre el trimestre precedente, 143.800 parados de los 355.000 contabilizados por la EPA, que en términos relativos ha sido superior en 7,7 puntos tras registrar una subida de un 18,24% en la comunidad frente al 10,54% de incremento nacional.

En términos interanuales, respecto al tercer trimestre de 2019, Andalucía ha supuesto el 13,09% del incremento del paro en España, 66.600 de los 508.500 desempleados según la EPA, aunque en términos relativos la subida andaluza ha sido de un 7,69%, 8,13 puntos inferior al aumento relativo de España.

Desde la perspectiva del empleo, Andalucía se aproxima en el tercer trimestre a los 3 millones de ocupados, se sitúa en 2,98 millones frente a los 2,9 del segundo trimestre. Los 76.200 ocupados más en el trimestre representan el 13,37% del empleo creado en España, 76.200 de los 569.600 ocupados de España, mientras que los 115.600 menos empleados sobre el tercer trimestre de 2019 suponen un 16,57% del aumento experimentado en España, que ha sido de 697.500 desempleados.

Tasa de paro

La tasa de paro de Andalucía en el tercer trimestre del año, que es de un 23,80%, crece 2,48 puntos respecto al segundo trimestre y casi 2 puntos sobre el tercer trimestre de 2019, 1,97. El diferencial con la tasa de paro de España es de 7,54 puntos, que es de un 16,26%. Andalucía se sitúa como la cuarta tasa de paro en España tras Ceuta, que presenta un 27,14%.

De los 932.300 parados que recoge la EPA al cierre del tercer trimestre, 431.400 son hombres y 500.900 son mujeres. De los 2.985.300 ocupados andaluces, 1.729.100 son hombres y 1.256.200 son mujeres.

La tasa de desempleo femenina de Andalucía en el segundo trimestre, de un 28,51%, es 8,54 puntos mayor que la masculina en Andalucía, situada en un 19,97%.

La masculina en Andalucía es 5,58 puntos por encima de la media nacional, que es del 14,39%, mientras que la tasa de paro femenino es 10,12 puntos superior a la media del país, cifrada en un 18,39%.

La tasa de actividad de Andalucía, de un 55,77%, se sitúa 2,06 puntos por debajo de la media nacional, que es de un 57,83%. La tasa de actividad masculina se sitúa en Andalucía en el 62,91%, 0,53 puntos por debajo de la media nacional (63,44%), mientras que la tasa de actividad femenina se sitúa en el 48,94%, 3,59 puntos inferior a la media nacional (52,53%).

El número de activos en el tercer trimestre fue de 3.917.600 personas, de los cuales 2.160.500 son hombres y 1.757.100 son mujeres. La cifra representa una bajada de 220.100 activos sobre el trimestre precedente, un 5,95% menos, mientras que ha supuesto también una bajada de 49.000 sobre el mismo trimestre de 2019, un 1,23% menos.

Jaén y Almería, provincias con las tasas de paro más altas

Jaén es la provincia andaluza con mayor tasa de desempleo en el tercer trimestre, con un 27,44%, seguida de Almería con un 26,55%; Granada, 25,94%; Córdoba, 24,09%; Sevilla, 23,75%; Málaga, 22,60%; Huelva, 21,96%; y Cádiz, 21,03%.

En cuanto al número de parados desglosados por provincias, Almería tiene 93.000; Cádiz, 118.300; Córdoba, 87.000; Granada, 108.100; Huelva, 50.900; Jaén, 77.200; Málaga, 181.000; y Sevilla, 216.900.

En cuanto a la tasa de actividad, la provincia andaluza que registra la más elevada es Almería, con un 60,02%, seguida de Málaga (57,11%), Sevilla (56,76%), Córdoba (55,22%), Cádiz (54,23%), Granada (54,09%), Jaén (53,07%), y Huelva (52,94%).

Subida del empleo en España

A nivel nacional, el paro subió en 355.000 personas en el tercer trimestre del año, lo que supone un 10,5% más que en el trimestre anterior, y la ocupación creció en 569.600 puestos de trabajo (+3%), su mayor alza trimestral de toda la serie histórica, que se inicia en 1976.

El aumento del paro durante el periodo julio-septiembre es el más elevado desde el primer trimestre de 2012, mientras que la creación de empleo con la llegada de la ‘nueva normalidad’ marcó cifra récord y permitió recuperar más de la mitad del empleo perdido en el trimestre anterior.

El INE recuerda que a los afectados por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) con suspensión de empleo se les considera ocupados, según la metodología de la Oficina Estadística de la Unión Europea (Eurostat) y de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que se aplica en la EPA.

Al finalizar septiembre, el número total de parados se situó en 3.722.900, y el número de ocupados, en 19.176.900 personas, nivel de ocupación similar al del primer trimestre de 2018.

La tasa de paro, por su parte, escaló en verano algo más de nueve décimas, hasta el 16,2%, lo que supone 2,3 puntos más que un año antes, alcanzando así su valor más alto desde el primer trimestre de 2018.

En el último año el paro ha aumentado en 508.500 personas, un 15,8%, lo que supone el mayor repunte interanual desde el tercer trimestre de 2012, mientras que se han destruido 697.500 empleos (-3,5%).

Las horas trabajadas se disparan

Entre julio y septiembre bajaron las ausencias del empleo por ERTE y paro parcial por razones técnicas o económicas, o enfermedad, accidente o incapacidad temporal, con lo que el número de horas trabajadas creció respecto del trimestre anterior.

En concreto, las horas efectivas de trabajo realizadas en el tercer trimestre aumentaron un 15,1% respecto trimestre anterior pese a ser un periodo típicamente vacacional, registrando su mayor alza desde 2008, cuando el INE comenzó a elaborar esta serie.

Estadística destaca además que el fin del confinamiento y la llegada de la ‘nueva normalidad’ provocó un descenso muy acusado del teletrabajo. Así, el 10,3% de los ocupados (1.975.100) trabajaron desde su propio domicilio más de la mitad de los días en el tercer trimestre, frente al 16,2% observado en el segundo trimestre (3.015.200).

«El final del confinamiento en junio va normalizando el comportamiento de la población activa, recuperándose el número de activos y disminuyendo, por tanto, el de las personas que están fuera del mercado de trabajo«, subraya el INE.

El número de activos creció en el tercer trimestre en 924.600 personas, un 4,2% más respecto al trimestre anterior, situándose el total de personas activas en 22.899.800 y la tasa de actividad en el 57,83%, casi 2,3 puntos más que en el trimestre anterior. Por su parte, el volumen de inactivos descendió en 892.700 personas, hasta 16,69 millones, después de que en el segundo trimestre se situara en máximos históricos.