La Policía Nacional ha detenido, en la zona norte de Granada, a un individuo de 44 años como presunto autor de un delito de daños; tras haber causado, supuestamente, numerosos desperfectos en dos vehículos estacionados en la vía pública sin una motivación aparente. Al parecer, se encaró con viandantes que le recriminaron su conducta, llegando a escupir a uno de ellos.

El detenido, de nacionalidad marroquí, residencia en España y con numerosos antecedentes policiales, ya ha sido puesto a disposición de la autoridad judicial; según ha detallado la Policía Nacional de Granada en una nota de prensa sobre estos hechos.

Estos tuvieron lugar a las 23,30 horas de la noche, antes de que entrara en vigor el toque de queda decretado por el Gobierno contra la segunda ola de la pandemia de Coronavirus.

«Sin mascarilla y visiblemente alterado»

El 091 recibió una llamada que alertaba de la presencia de un individuo en la vía pública de Granada que estaba formando «un gran alboroto; mientras dañaba varios de los vehículos allí estacionados». La patrulla desplazada al lugar pudo localizar a dicha persona, que se encontraba «sin mascarilla y visiblemente alterado».

Tras percatarse de la presencia policial, dicha persona comenzó, supuestamente, a dar voces y a enfrentarse con los agentes de forma agresiva. Según las averiguaciones realizadas en el mismo lugar, este individuo se habría encarado con los viandantes; llegando a escupir a uno de ellos, cuando fue recriminado por golpear varios vehículos aparcados en la calle.

Inspección de la Policía Nacional de Granada

La inspección de los vehículos de la zona llevada a cabo por los agentes de Policía Nacional de Granada reveló la existencia de una motocicleta y un turismo con daños evidentes. En el primer caso, estaba estacionada junto a un árbol; pero el vehículo se encontraba caído en el suelo y presentaba la tapicería del asiento y su mecanismo de apertura dañados, al igual que las carcasas del lado derecho; mientras que el manillar se encontraba desalineado con respecto a la rueda delantera.

El otro vehículo afectado, un turismo de tamaño medio, presentaba varias abolladuras sobre la chapa de la puerta delantera derecha como consecuencia de los golpes recibidos. Los policías, tras realizar las gestiones oportunas, consiguieron localizar a los propietarios de dichos vehículos e informarles de lo sucedido.

Los agentes actuantes detuvieron al presunto autor de tales hechos, el cual «se negaba en todo momento a ponerse la mascarilla mientras les insultaba».