Desvalijan casas en el litoral de Málaga mediante el método del resbalón

Hasta el momento la Policía Nacional les atribuye hasta once robos en casas de Marbella y Estepona

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado un grupo criminal dedicado a los robos con fuerza en viviendas del litoral malagueño mediante el método del resbalón.

En el operativo han sido detenidos los cabecillas de la trama, dos hombres de 24 y 43 años y nacionalidades española y argelina, como presuntos responsables de los delitos de pertenencia a grupo criminal y robo con fuerza. Hasta el momento se les atribuyen once robos en casas de Marbella y Estepona.

El grupo, que tenía su base de operaciones en la localidad de Benalmádena, se desplazaba por todo el litoral –desde Manilva hasta Nerja– para cometer sus delitos. Los arrestados tenían un claro reparto de tareas, según ha informado la Policía Nacional en un comunicado.

Así, uno de ellos, auténtico experto en la apertura de puertas, era el responsable de cometer los robos utilizando rudimentarios instrumentos como recortes de plástico duro o radiografías. Este se ayudaba de otra persona –aún no detenida– para llevar a cabo el robo. Mientras que el otro arrestado era el encargado de conducir el coche en el que se desplazaban y de las labores de vigilancia y espera en el exterior de la vivienda objeto del robo.

Los investigados, a los que no se les conoce actividad remunerada alguna, operaban de lunes a viernes en horario intensivo de nueve de la mañana a nueve de la noche, primero eligiendo sus objetivos y posteriormente llevando a cabo los robos.

ORIGEN DE LA INVESTIGACIÓN

La investigación comenzó el pasado mes de abril a raíz de varias denuncias por robo con fuerza en varios apartamentos de alquiler vacacional en la zona de Elviria en Marbella. En todos, los ladrones habían accedido cuando los inquilinos se habían marchado haciéndose pasar por turistas –vestidos para la ocasión con bañadores, chanclas y toallas– aprovechaban la ausencia de los moradores para desvalijar las viviendas y, utilizando vestimenta acorde para pasar desapercibidos e incluso desplazándose en vehículos de rent a car.

Paralelamente, el pasado 23 de julio, se cometió un robo de idéntica naturaleza en una vivienda de la localidad de Estepona. De su interior sustrajeron hasta una caja fuerte empotrada que después de liberarla la introdujeron en una maleta –también robada en esta casa– para sacarla del complejo sin levantar sospechas. En esta ocasión, los asaltantes se hicieron con un botín, principalmente en relojes y joyas, que ascendía a unos 137.000 euros.

Fruto de numerosas gestiones, los investigadores llegaron a la conclusión que detrás de estos robos se encontraba un único grupo criminal. Continuando con las pesquisas, consiguieron identificar a los integrantes de la red.

Se trataba de un grupo liderado por dos hombres: uno de 24 años y nacionalidad española y otro, de nacionalidad argelina y de 43 años. También pudieron constatar que la red había establecido su base de operaciones en la localidad de Benalmándena. Desde allí se desplazaba a diario por todas las localidades del litoral malagueño, especialmente a las zonas de Marbella y Estepona, para llevar a cabo los robos.

Utilizaban vehículos de alquiler que cambiaban semanalmente. También detectaron la profesionalidad del grupo que tomaba importantes medidas de seguridad tanto en sus desplazamientos como al llegar al punto objeto de su actuación, allí siempre se quedaba uno de los miembros dentro del coche con las funciones de dar seguridad y cobertura al grupo mientras que el resto de componentes llevaba a cabo el robo.

Los investigados perpetraban sus robos mediante la técnica del ‘resbalón’, modalidad delictiva que se aprovecha de la falta de precaución de los propietarios de las viviendas que no activan todos los elementos de seguridad de las puertas de acceso para acceder a la vivienda y robar.

Fruto de las pesquisas, el pasado día 23 de octubre, eran localizados y detenidos los principales investigados –cabecillas de la red– como presuntos responsables de los delitos de pertenencia a grupo criminal y robo con fuerza. Se han esclarecido, hasta el momento, once robos con fuerza.

Los hechos denunciados se produjeron entre los meses de abril y octubre. El operativo se llevó a cabo con la práctica de un registro en el domicilio relacionado con los investigados, allí los agentes recuperaron numerosos efectos procedentes de los robos y otros de los que se investiga su legítima procedencia; prendas de vestir utilizadas en la comisión de los saqueos.

Desde la Policía Nacional han recordado que si sale de casa, aunque sea por un corto periodo de tiempo, no olvide cerrar con llave la puerta de su vivienda y no únicamente tirando de ella.