La Policía Local de Sevilla ha interpuesto a lo largo del fin de semana un total de 638 denuncias por botellonas o por no cumplir con la obligatoriedad del uso de mascarillas, toda vez que en la noche del sábado y madrugada del domingo contabilizó 210 denuncias por estos hechos. Además, en la noche anterior la cifra de denuncias se elevó a 428.

En una nota de prensa, el Ayuntamiento ha informado de que las actuaciones de los diferentes dispositivos este sábado, sobre todo las que han venido planificándose con carácter preventivo, deparó una cantidad menor de participantes, aunque se realizaron numerosas intervenciones anticipativas o sancionadoras en espacios como Alfredo Krauss y Flota de Indias, Tarfia, Parque de los Príncipes, Parque de Guadaíra, Campamento, la explanada del Mercadillo de Alcosa, Cortijo de las Casillas, Carrefour San Pablo, Parque Miraflores, Real de la Feria en las inmediaciones de la calle del Infierno o Jardines del Guadalquivir, en la zona colindante con un local de ocio.

Desplazamiento de los jóvenes a zonas periféricas 

Explica que la presión policial que se ha venido desarrollando en lugares previamente identificados ha provocado el desplazamiento de grupos de jóvenes a la zonas periféricas, detectándose concentraciones relevantes en Parque de Miraflores en el aparcamiento de la carretera de Valdezorras, Tablada tras la gasolinera de la Carretera de la Esclusa, y en la intersección de García Morato con el puente de San Juan, donde se realizaron diferentes intervenciones.

En materia de establecimientos, se realizaron 16 inspecciones que depararon el cierre de un establecimiento que vendía bebidas para su consumo en el exterior en vasos tipo maceta, fomentando la concentración de público. También se denunciaron otros seis por superar el aforo, el horario de cierre o la ausencia de licencias para actividades o veladores.

El delegado de Gobernación y Fiestas Mayores del Ayuntamiento de Sevilla, Juan Carlos Cabera, ha destacado la diligencia de los agentes que han diseñado y participado en los diferentes dispositivos y ha vuelto a recordar «que vamos a actuar con contundencia ante las personas que no respeten el contexto sanitario actual, por lo que reclamamos concienciación, sensibilización y cooperación de la ciudadanía ante este tipo de conductas».

428 multas en Sevilla este viernes

La Policía Local de Sevilla ha puesto un total de 428 denuncias por botellonas o incumplimientos de la obligatoriedad de uso mascarillas en la noche del viernes a este sábado, una de las noches con más sanciones tramitadas por la autoridad local.

«Estamos actuando con contundencia y lo vamos a seguir haciendo ante aquellos que de forma irresponsable están poniendo en riesgo su salud y la de toda la población». Así de tajante se muestra Carlos Cabrera, concejal de Gobernación y Fiestas Mayores.

Igualmente, ha destacado como imprescindible la concienciación; la colaboración ciudadana y la sensibilización de toda la población; a la que pide el cumplimiento de todas las recomendaciones en cuanto a reuniones y encuentros con otras personas ajenas a la unidad familiar en el contexto de la pandemia.

Durante la tarde del viernes se realizaron intervenciones en barrios y vías como Radio Sevilla; Los Remedios; Nervión; Parque Guadaíra; Bellavista; Jardines de Cristina: Las Cruzadas y Jardines de Murillo; donde se dispersaron los grupos existentes y se formularon 38 denuncias por consumo de alcohol en la vía pública y por no usar mascarillas.

Activado un doble dispositivo de vigilancia 

Durante la noche se activó un doble dispositivo en Sevilla: una fase de anticipación y disuasión en lugares donde se ha venido actuando de forma regular a las 20,00 horas y otra de reacción a partir de las 22,30 horas. Este segundo dispositivo formuló 390 denuncias, con despliegue de agentes en Alfredo Kraus, Esclusa, Tablada, Tarfia, Parque Guadaíra o Palmas Altas.
Además se activó un operativo específico en las inmediaciones del mercado de las Candelarias. En dicho lugar se concentraban algunos grupos de jóvenes consumiendo bebidas que fueron denunciadas y se detuvo a una personas sobre la que pesaba una reclamación judicial. Por otro lado, el dispositivo de la línea verde realizó 17 inspecciones a establecimientos y formuló seis denuncias.