Dos agentes de la Policía Local de Algeciras (Cádiz) han resultado heridos este sábado de diversa consideración tras ser embestido el coche radiopatrulla en el que prestaban servicio por el de un individuo que intentaba eludir de un control de alcoholemia establecido en la zona de Sotorrebolo. Por estos hechos el varón M.A.F., de 43 años y natural de la misma ciudad, ha sido detenido.

Según informa en un comunicado el alcalde, José Ignacio Landaluce, los hechos se han producido a las 1,50 horas de la madrugada del viernes al sábado, cuando efectivos del Cuerpo realizaban en la zona un control preventivo de alcoholemia y proceden a dar el alto a un turismo Audi A1, cuyo conductor hace caso omiso a las indicaciones, dándose a la fuga e intentando arrollar al oficial al mando del dispositivo.

Una de las unidades salió en su búsqueda y lo localizan un minuto después en la calle Torre del Almirante. Fue entonces cuando policías detienen su vehículo y haciendo uso de los sistemas luminosos y sonoros del patrullero indican al individuo que se pare. Entonces este respondió acelerando su coche y embistiendo a la unidad policial.

La policía logró detener al conductor pese a la resistencia 

A raíz del choque, el Audi sufre el calado de su motor, momento en el que los policías heridos aprovechan la situación para retirar la llave del contacto y detener al conductor, que ofreció resistencia.

Los agentes observaron que este sujeto presentaba síntomas de haber consumido tanto alcohol como sustancias estupefacientes. Por ello, fue sometido a la prueba de alcoholemia, arrojando un resultado de 1,26. Lo que supone quintuplicar el máximo permitido.

Asimismo, en el test de drogas arrojó resultado indiciario de haber consumido cocaína Asimismo, se negó a proporcionar saliva para ahondar en la prueba, lo que supone otro delito más.

Por todo ello se procedió a la detención de M.A.F., de 43 años de edad y natural de Algeciras. Al detenido se le acusa de haber cometido presuntamente los delitos contra la seguridad vial al conducir un vehículo a motor de forma manifiestamente temeraria y bajo los efectos de haber consumido bebidas alcohólicas y sustancias estupefacientes, lesiones y daños. De todo ello se dio cuenta al Juzgado de Instrucción número 1 y al Ministerio Fiscal.

Los agentes recibieron atención médica en el Hospital Punta de Europa. Siendo diagnosticado uno de ellos con lumbalgia y policontusiones, y el segundo con dolor cervical, en la zona lumbar y en la pierna derecha.

El alcalde ha hecho llegar a los policías sus deseos de una pronta recuperación. Además, ha felicitado a la plantilla de la Jefatura por la labor que desarrollan sus integrantes a diario. «Desde el equipo de gobierno siempre vamos a estar al lado de los policías y mandos que han consagrado sus vidas a proteger las nuestras», subraya.

Segunda fuga en menos de una semana 

El conductor de un vehículo que se dio a la fuga tras ser reclamado por agentes de la Policía Nacional y embistió a un coche patrulla, ha sido detenido este lunes en la localidad malagueña de Antequera. El infractor, un hombre de 43 años, de nacionalidad española, estaba en busca y captura. Además del incidente con la Policía Nacional se le acusa de otro delito por amenazas graves con arma blanca.

Así lo ha confirmado la Comisaría provincial de Málaga en una nota de prensa. Asimismo, ha indicado que la persecución se desarrolló el lunes 21 de septiembre a las 16,30 horas. Entonces, uno de los policías de una dotación policial observó al conductor de un vehículo que solo unas horas antes había sido denunciado por un conocido, que le acusaba de haberlo amenazado de muerte con un cuchillo en un camping de Antequera.

Una vez dado el alto al sospechoso por parte de la Policía Nacional, emprendió la huida. El conductor, que iba a ser identificado por los agentes, aceleró la marcha, haciendo caso omiso a las indicaciones de la Policía Nacional. Para ello incluso, se realizaron señales acústicas y luminosas por parte de la patrulla. Una vez emprendida la huida, comenzó así una persecución por las calles de la localidad malagueña.

Persecución por las calles de Antequera 

Durante la persecución, el conductor dado a la fuga habría maniobrado de modo temerario por las calles de Antequera. El conductor no respetó las señales de tráfico que encontraba a su paso y puso en peligro a otros conductores y viandantes.

Tras varios metros circulando de forma imprudente y con claro desprecio hacia la integridad de los usuarios de la vía; a la altura de la zona de Capuchinos, el sospechoso realizó un giro brusco que hizo que tuvieran que detener la marcha otros vehículos. Tras aquella maniobra, emprendió acto seguido la marcha atrás y terminó embistiendo una patrulla que trataba de obstaculizarle el paso.

Con el apoyo de otras dotaciones, entre ellas un coche sin distintivos policiales, lograron cercar al vehículo del sospechoso, que finalmente fue detenido en el interior del coche no sin antes propinar varias patadas a los funcionarios. Tras el incidente dos agentes necesitaron asistencia médica.

El conductor del vehículo resultó detenido por su presunta responsabilidad en los delitos de amenazas graves, contra la seguridad vial y atentado a agentes de la autoridad. Dentro del coche del arrestado, que cuenta con antecedentes por delitos contra el patrimonio; los agentes intervinieron herramientas; tres teléfonos; y una tableta, entre otros efectos, para realizar las correspondientes indagaciones y constatar si proceden o no de algún ilícito penal.