Mercadona invierte 3,5 millones de euros en una de sus reaperturas

El nuevo Mercadona de Albolote cuenta con 1.407 metros cuadrados y una plantilla de 48 personas con «empleo estable y de calidad»

Mercadona ha reabierto este jueves 27 de agosto su supermercado en el Paseo de Colón de Albolote, en el área metropolitana de Granada.

La reforma integral para adaptarlo al nuevo modelo de tienda eficiente de la compañía ha supuesto una inversión de 3,5 millones de euros.

En su construcción han participado 42 proveedores, que han dado empleo a más de 75 personas diarias durante la fase de obra, según ha informado Mercadona en una nota de prensa.

El nuevo modelo de tienda eficiente refuerza «la excelencia en el servicio» y optimiza el acto de compra de sus clientes.

De esta forma, incluye también mejoras enfocadas a los trabajadores, los proveedores y la sociedad.

Para ello, este nuevo supermercado, que cuenta con una superficie de sala de ventas de 1.407 metros cuadrados y una plantilla de 48 personas con «empleo estable y de calidad», tendrá, entre otras, novedades en todas sus secciones. Son ejemplo de ellas pasillos más amplios y 45 plazas de aparcamiento.

«Diseño totalmente renovado»

Esta generación de supermercado eficiente dispone de «un diseño totalmente renovado respecto al anterior modelo de tienda de Mercadona».

«Cuenta con nuevos colores y materiales, tanto en la fachada exterior de acceso» como en la distribución de las distintas secciones», ha informado la empresa.

La misma apuesta por amplios espacios diáfanos que «facilitan la entrada de luz natural y colores cálidos en la delimitación de los distintos ambientes».

Además, está conectada tecnológicamente, mediante la integración de una serie de dispositivos electrónicos y herramientas colaborativas para los trabajadores con los que «poder compartir información desde cualquier sección de la tienda».

Esto, agrega Mercadona, «facilita la autogestión de cada supermercado y agiliza los procesos de toda la cadena».

En el apartado medioambiental, se han tomado medidas que permiten reducir hasta un 40 por ciento el consumo energético respecto al modelo de tienda convencional.

De esta forma, se ha invertido en la mejora del aislamiento térmico y acústico, optimizando los materiales y el grosor de paredes y techos y con nuevos arcones de congelado más eficientes energéticamente y respetuosos con el medioambiente.

Además, cuenta con un sistema de iluminación LED automatizado que se regula según zonas y momentos del día, para «una gestión energética mucho más eficiente».