Las golondrinas: ¿Por qué migran cada año?

La golondrina está considerada como el ave que más distancia recorre durante sus migraciones, llegando a transportarse hasta 71.000 kilómetros cada año

Las golondrinas son y serán, una de las aves migratorias más conocidas en el mundo entero. Su inteligencia y capacidad para migrar, las hacen cuanto menos especiales.

Estas aves guardan una memoria sorprendente, siendo capaces de encontrar el mismo nido que utilizaron el año anterior e incluso llegan a establecerse en el mismo lugar de anidación donde en su día rompieron el cascarón.

La fama de la golondrina común podría venir propiciada por ser una de las aves que mejor esta distribuida por el mundo. Podemos encontrar golondrinas tanto en Europa, Asia, América del Norte y África.

Además, en lugares tan recónditos como Sudáfrica, el sur de Argentina y el Norte de Australia, esta especie tiene presencia, lo que la hace aún más universal si cabe.

Es muy común ver en las fachadas de las viviendas sus nidos de barro y paja. En el campo, son muy útiles ya que ayudan a los ganaderos a realizar su labor insecticida puesto que consigue de estos la alimentación necesaria para criar a sus crías.

¿Cómo migran las golondrinas?

Durante el invierno, el alimento comienza a escasear para las golondrinas, por lo que se juntan todas en grandes bandadas o en pequeños grupos y comienzan la migración hacia un lugar donde poder seguir viviendo.

La primera de las migraciones comienza en otoño, a esta se le conoce como migración postnupcial. Esta comienza a finales de septiembre o en el mes de octubre, durante este periodo de tiempo familias enteras de estas aves se reúnen para preparar su viaje.

Durante este viaje, de más de cincuenta días, las golondrinas pretenden llegar al calor de las tierras del sur ante la llegada del invierno.

La golondrina está considerada como el ave que más distancia recorre durante sus migraciones, llegando a transportarse hasta 71.000 kilómetros cada año. En este sentido, esta ave llega a volar unos doscientos kilómetros al día de un solo tirón.

Llegados los meses de abril o mayo, los cantos de las golondrinas comienzan a augurar la llegada de la primavera al regresar a sus casas de invierno. De esta manera, comienza de nuevo un ciclo que se repite infinitamente y que mantiene a las golondrinas como las aves migratorias más reconocidas en el mundo entero.