Las nuevas medidas para el ocio nocturno en Andalucía 

Barras cerradas, pistas de baile con mesas, y la modificación del horario de clausura, son algunas de las medidas que tomará el Ejecutivo andaluz para frenar los contagios de Covid-19

La Junta de Andalucía ha abordado la situación del ocio nocturno durante la jornada de este lunes, 27 de julio, con una reunión entre el presidente, Juanma Moreno, y los alcaldes de las ocho capitales andaluzas.

Durante dicho encuentro, según ha podido saber elMira.es, el organismo andaluz ha tomado una serie de decisiones que repercutirán en cierta medida en el ocio nocturno, con el objetivo de contener los contagios y brotes por Covid-19 en Andalucía.

Entre las medidas, el Ejecutivo ha decidido que no cerrará los locales de ocio nocturno que estén bajo techo, sino que impondrá ciertas medidas de control más rígidas, entre las que se encuentran los controles de aforo, el cierre de barras y la pista de baile, así como el recorte de los horarios de apertura.

El núcleo central de la reunión ha dejado un claro mensaje: No criminalizar al sector. Para ello, la Junta aprobará este mismo martes estos cambios, que se aplicarán en todos los locales de ocio nocturno de la comunidad.

En cuanto a los horarios de apertura y clausura, destaca el adelanto del horario a las cinco de la madrugada para cerrar. Asimismo, el pedir en barra estará prohibido, por lo que se reforzará el servicio en mesa para un correcto funcionamiento de los negocios.

Por su parte, la pista de baile podrá estar ocupada por mesas y sillas, siempre y cuando haya un servicio de acompañamiento dentro del local que se pueda encargar de ubicar a los clientes. Además, será imprescindible que se pueda guardar la distancia mínima de seguridad.

Como decimos, la reducción de aforo también ha sido uno de los temas que se han tocado en el encuentro, sin embargo, todo a punta que se mantendrá con un limite no superior al 40% del aforo.

La novedad podría llegar a la hora de entrar en estos locales, ya que es posible que en algunos se proceda a la toma de temperatura o identificación de los clientes.

Estas medidas van encaminadas a favorecer al sector, ya que un nuevo cierre podría ser la ruina en la gran mayoría de establecimientos que ahora se estaban recuperando del mazazo que ha supuesto el Covid-19 en la economía.