La Junta apostará por un modelo «compartido con farmacéuticos»

Por su parte, el consejero de Salud y Familias cree que el Gobierno de España apostará por la subasta pública de medicamentos

El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, cree que el Gobierno de España apostará por la subasta pública de medicamentos, mientras que Andalucía abogará por «un modelo diferente que sirva de contraprestación al posible modelo de Madrid».

Así lo ha anunciado el consejero durante su intervención en los desayunos informativos de Europa Press Andalucía, con el patrocinio de Fundación Cajasol, Atlantic Copper, Cepsa y Laboratorios Vir, celebrado en la sede de la Fundación Cajasol en Sevilla.

Aguirre ha explicado que el modelo andaluz «será compartido con los farmacéuticos a la hora de la negociación de los medicamentos genéricos».

Además, ha señalado que, «conociendo a quien está como ministra de Hacienda y los términos en los que está negociando el flujo de dinero de Europa, posiblemente a nivel nacional se va a intentar poner una subasta y tendrá que cambiar la Ley de Medicamentos».

El consejero ha dejado claro que, acabar con la subasta de medicamentos, «es un tema del programa electoral tanto de Cs como de PP» y que, además, lo reflejaba lo pactado con Vox.

«No voy a entrar en valorarlo, la subasta era un volumen importante dinero que entraba a Hacienda, no a la Consejería, y venía en el programa electoral porque era un agravio comparativo con el resto de comunidades autónomas», ha detallado.

Respecto a la Ley de Medicamentos, el consejero ha resaltado que él mismo fue ponente de la Ley a su paso por el Congreso.

«Apostamos por un modelo unificado dentro de todas las comunidades autónomas, no uno diferente para cada comunidad», ha indicado.

Del mismo modo, ha precisado que «una subasta o una forma de trabajar de forma nacional sería posible a través de cambio de la Ley de Medicamentos, que sería de obligado cumplimiento».

Según ha indicado, la Consejería está «pendiente de llegar a un punto de consenso» con el Consejo Andaluz de Colegios Oficiales Farmacéuticos porque con la subasta «la farmacia no podía negociar rapel con los laboratorios».

«Rapel lo liberalicé en una enmienda que metí personalmente en el Senado para que se negociara el precio, era darle una forma darle aire a la farmacia y, sobre todo, a la comunitaria», ha señalado, resaltando que «renunciar al rapel suponía una merma económica».

«Estamos negociando que sea un tema compartido para que los beneficios de negociación del rapel repercutan también en las arcas de la Consejería de Salud», ha afirmado, para concluir que el documento «ya está hecho y espero llegar al punto de consenso con el Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Farmacéuticos a la mayor brevedad posible».