Concentración del sector del transporte en Málaga y Sevilla

La Federación de Transportistas de Andalucía exige prorrogar el contrato de rutas escolares

La Federación Independiente de Transportistas de Andalucía (Fedintra) se ha concentrado de nuevo para reclamar a la Junta de Andalucía la prorroga del contrato de rutas escolares, algo «que sí se ha realizado en otras comunidades autónomas», y ha salido a la calle en esta ocasión en Sevilla y Málaga.

Fedintra reseña en una nota de prensa que Extremadura ha renovado el contrato del transporte escolar para el curso 2020-2021, estando en las mismas circunstancias que actualmente se encuentra el transporte escolar en Andalucía.

Es decir, con un contrato que finalizaba en este año y que se encuentra «paralizado» desde el 14 de marzo de 2020.

Sin embargo, para su presidente, Antonio Vázquez, «la Junta de Andalucía quiere hundir al sector del transporte escolar», ya que la prórroga del contrato escolar «sí que es posible», como considera que se ha probado en otras regiones.

Además, afirma que en Extremadura, Galicia, Cataluña, Castilla-León, Navarra, Madrid, Aragón y Cantabria se han iniciado los trámites para el pago de las indemnizaciones que corresponden a las empresas, tras la suspensión del contrato en marzo, mientras que en Andalucía «aún está pendiente» el pago de estas.

Para exigir la prórroga del contrato escolar en Andalucía, empresas y trabajadores se han vuelto a concentrar ante las sedes de las delegaciones de la Consejería de Educación y Deporte de la Junta en Sevilla y Málaga, donde se ha escenificado el entierro de las empresas de transporte que realizan las rutas escolares, si los contratos no son prorrogados.

La Agencia Pública Andaluza de Educación (APAE) es «un instrumento de la administración carente de sensibilidad en los momentos actuales, sin cabeza y que con su actitud solo va a propiciar la desaparición de las Pymes del sector del transporte», insiste el presidente de Fedintra.

El mismo subraya que las compañías del sector son empresas familiares que «no van a poder sobrevivir», mientras otras regiones asumirán «hasta el 80%» del pago de los contratos del transporte escolar.

«Si en Extremadura son capaces de mantener los contratos de transporte escolar con una prórroga adicional y además han agilizado los trámites para el pago de las indemnizaciones como en otras muchas Comunidades Autónomas, ¿porque en Andalucía no es posible prorrogar el contrato de las rutas escolares y tan solo se plantean una indemnización absolutamente insuficiente tras la suspensión del contrato?», se pregunta Vázquez.

Desde Fedintra se exige a la APAE que explique qué peso tiene cada apartado en la estructura de costes del contrato, ya que el pago de indemnizaciones está sujeto al mantenimiento de las plantillas de trabajadores, provocando un desfase importante entre ingresos y gastos.

Además, la tardanza en la tramitación de esos pagos ha supuesto que todas las empresas han tenido que realizar expedientes temporales de regulación de Empleo.

«En materia del empleo sigue habiendo bastante incertidumbre y confusión, ya que el condicionante de mantener el empleo para recibir las indemnizaciones favorece además a las empresas que tenían a sus empleados con contratos temporales y precarios», asegura el presidente de Fedintra.

«Un perjuicio más para los empresarios que han apostado durante estos años por un empleo de calidad y a jornada completa, frente a los que contrataban a tiempo parcial».

Asegura que el 90% de las empresas ha tramitado ya expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), lo que estima que pone en peligro hasta 11.000 puestos de trabajo.

Fedintra representa a unas 300 empresas andaluzas, el 65% del empresariado andaluz del sector que genera, según sus cifras, más de 4.000 empleos directos y 460 millones de euros de facturación a través de una flota de unos 2.200 autocares.