La ocupación de las casas rurales en Málaga rozará el 100% en agosto

Málaga destaca «muy por encima» del resto de destinos andaluces

La ocupación de las casas rurales rozará el 100 por cien en agosto en los principales destinos turísticos andaluces, especialmente en la provincia de Málaga. Así lo refleja el estudio de la evolución del mercado elaborado por la empresa malagueña Ruralidays, portal web dedicada a la comercialización de este tipo de alojamientos.

Según han indicado en un comunicado, el producto «estrella» del verano de 2020 es la casa con piscina privada, que este año ha visto incrementado su atractivo por las circunstancias de la pandemia, según dicho estudio para el que se toma como referencia las reservas que ya han recibido en su plataforma.

Málaga destaca «muy por encima» del resto de destinos andaluces ya que aglutina el 40 por ciento de la oferta, han indicado. La ocupación para el mes de agosto está a estas alturas al 80 por ciento, sin embargo, durante la primera quincena los alojamientos con piscina privada ya se acercan al 90 por ciento.

Asimismo, han señalado que julio está un paso atrás, actualmente un 70 por ciento de las propiedades ya están ocupadas, aunque existe gran esperanza de colgar el cartel de completo, «ya que la demanda de última hora está más viva que en años anteriores».

Este patrón se repite en el resto de provincias de la comunidad autónoma, principalmente en Granada y en Cádiz, a pesar de estar algunos puntos por debajo. El informe refleja que los precios no han subido de forma generalizada, aunque tampoco ha habido bajadas significativas debido a la elevada demanda que se está registrando.

Advertisement

Perfil del Cliente

Respecto al perfil del cliente, la tendencia ha cambiado radicalmente, ya que en el verano de 2020 el 47 por ciento de las reservas en Andalucía pertenecen al mercado nacional, y en 2019 sólo representaba un ocho por ciento.

Han señalado que «una buena noticia es que comienza a notarse la recuperación de la demanda por parte de los extranjeros a pesar de toda la incertidumbre y el gran número de cancelaciones que se han producido en los meses anteriores».

Según los datos aportados por Ruralidays, destacan este verano Francia (19%), Bélgica (13%), Holanda (8%), Alemania (7%), y Reino Unido (5%). En su mayoría se trata de familias con uno o varios niños a su cargo, y en muchos casos prefieren viajar en coche. Otra nota positiva es que ya numerosos extranjeros están haciendo reservas para el año 2021.

«El boom del turismo rural, sobre todo de las casas con piscina privada, este año no va a parar hasta que nos quedemos sin alojamientos para ofrecer, esperamos un lleno absoluto a partir del 18 de julio y hasta principios de septiembre», ha indicado Félix Zea, director y cofundador de la empresa junto a Daniel Velasco.

Así, ha mostrado su confianza en que «septiembre también ofrecerá buenos resultados, gracias sobre todo al cliente nacional, porque la falta de confianza –para viajes largos– continuará y eso ayudará al turismo de proximidad».

En todo caso, ha recordado que todavía existe disponibilidad de casas para pasar las vacaciones este verano, particularmente en el mes de julio y desde la segunda quincena de agosto en adelante, por lo que anima a los interesados a reservar en esas fechas.

La pandemia también ha tenido un impacto en la percepción del producto turístico. Según ha explicado Zea, los clientes andaluces que han hecho comentarios acerca de sus estancias en los meses de mayo y junio han sido por lo general «más positivos de lo habitual»; «parece que estar en contacto con la naturaleza se agradece más que nunca», ha señalado el empresario.

Ruralidays nació en 2009 y actualmente gestiona más de 2.000 propiedades en Andalucía. De estas, un 40 por ciento están en Málaga, que es la provincia que aglutina el grueso de la oferta y también de la demanda turística de la región.