Reclaman «transparencia en el gasto total que supuso el montaje de las sillas y palcos»

Facua ha valorado que se proceda a esta decisión del Consejo de Hermandades, aunque la atribuye a sus denuncias y critica su demora 

La Federación Andaluza de Consumidores y Usuarios (Facua) en Sevilla ha valorado la decisión del Consejo de Hermandades y Cofradías de reembolsar el dinero de sillas y palcos a los abonados tras la cancelación de las procesiones de Semana Santa, como consecuencia de la pandemia del coronavirus.

No obstante, Facua ha lamentado que la institución cofradiera «haya demorado dos meses» la decisión y «hayan tenido que producirse varias denuncias de la asociación para que la adopte», según destaca en un comunicado.

La organización de consumidores también valora que «se haya puesto fin al conflicto sin necesidad de acudir a tribunales», aunque ha criticado que la entidad «haya dado largas» durante este tiempo a los usuarios que pedían la devolución del dinero, antes de aceptar su obligación de reembolsar los importes.

En este sentido, Facua ha advertido de que debían haber realizado este anuncio «desde la cancelación de la Semana Santa».

La plataforma de consumidores y usuarios ha recordado que el Consejo plantea a sus abonados distintas opciones en relación con esa cuestión, como la devolución del importe o la donación —total o parcial— del precio de sillas y palcos para labores sociales de las hermandades.

Advertisement

Así, en el caso de los usuarios que se decidan a solicitar el reembolso íntegro, la entidad ha comunicado, subraya Facua, que «descontará el 7 por ciento en concepto de gastos de montaje e instalación de la Carrera Oficial».

En este sentido, Facua ha reclamado «transparencia absoluta en el gasto total que supuso el montaje de las sillas y palcos», ya que el citado porcentaje «superaría los 200.000 euros», teniendo en cuenta «los alrededor de 3 millones de euros recaudados por la venta de abonos».

En cuanto al plazo para solicitar el reembolso de esos abonos, una vez «detraídos los gastos de la gestión y parcial instalación» de la Carrera Oficial, se extiende desde el día 1 de junio hasta el día 30 de septiembre, tal y como se indica en la carta que el Consejo enviará a los abonados y tras la aprobación de la medida este martes, por parte de los hermanos mayores, en una asamblea extraordinaria celebrada en el Alcázar de Sevilla.

En dicha misiva se contempla también la posibilidad de que el abonado done la cantidad que le correspondería.

Ese dinero iría a las hermandades para que lo destinaran a fines benéficos, «especialmente en momentos tan difíciles y apoyando así, de forma indirecta, a artesanos y oficios que tanto dependen de ellas».

Por último, en ese escrito de la institución cofradiera con sede en San Gregorio, se informa a los abonados de que la donación podría ser desgravada en el porcentaje correspondiente en la declaración de la renta y que aquellos usuarios que decidieran realizarla tendrán un descuento del 25 por ciento «del importe donado este año» en el abono de 2021.

Además, el Consejo destaca que las personas que soliciten la devolución del importe, «no sufrirán menoscabo».