Llevan a tribunales una reclamación al Gobierno de 534 millones de euros

La Junta reclama el pago del IVA pendiente de 2017, una decisión que «no ha sido agradable», pero «es una obligación ante la crisis del Covid-19»

La Junta de Andalucía ha interpuesto un recurso contencioso administrativo para reclamar al Gobierno el pago del IVA pendiente de 2017, que asciende a 534,3 millones de euros.

El consejero de Hacienda, Industria y Energía, Juan Bravo, ha manifestado que la decisión «no ha sido algo agradable, pero desde el Gobierno andaluz creemos que es de justicia».

«Más que una decisión, es una obligación y más en las actuales circunstancias derivadas de la crisis del Covid-19», ha añadido, en relación al recurso, que se presentó el 13 de mayo.

El consejero de Hacienda ha hecho el anuncio durante su comparecencia en comisión parlamentaria, según ha informado su departamento en una nota de prensa.

Bravo ha asegurado no entender «que se cambie de criterio de lo que se decía y reclamaba aquí por el anterior Ejecutivo andaluz, a lo que hace ahora desde el Gobierno central».

Advertisement

Bravo ha afirmado que «el desajuste causado por la implantación del denominado Suministro Inmediato de Información (SII) para la gestión del IVA para Andalucía se cifra en 534,3 millones de euros», algo que «podría parecer una desavenencia entre dos administraciones», pero «nos tememos que la decisión del Ministerio de Hacienda sea más bien política».

En julio de 2017 el Ministerio de Hacienda comenzó a aplicar el nuevo sistema de suministro inmediato de información del IVA, que permitía a las empresas retrasar la presentación de sus declaraciones de IVA desde el día 20 hasta el día 30 del mes siguiente.

Con esta nueva metodología, se produce un decalaje contable en el mes de imputación de los ingresos que se arrastra hasta final de año a partir de ese mes de julio.

En 2017, solo se tenía en cuenta la recaudación de 11 meses y no de 12. Puesto que el sistema de financiación autonómica liquida los ingresos del IVA dos años después, el Gobierno debía haber pagado el mes perdido de 2017 a lo largo de 2019.

El consejero ha explicado que el 10 de octubre de 2018 se publicó nota de prensa oficial de la Junta de Andalucía que recogía el anuncio de que «el Ministerio compensará a Andalucía con 400 millones de euros por la menor recaudación en concepto de IVA, que ha supuesto una merma de ingresos para la comunidad autónoma durante el ejercicio».

Bravo ha señalado que «la mayoría de las comunidades autónomas confiaron en la promesa» planteada por el Ministerio y trasladaron a sus presupuestos dicha previsión, contando incluso con la opinión y aval favorable de la AIReF, como fue el caso de Andalucía».

Lamentando que, «finalmente, durante el año 2019, dicha promesa no se materializó», lo que ha afectado «gravemente a los presupuestos y tesorería de las comunidades autónomas».

Un préstamo para cubrir el déficit

El consejero ha añadido que, tras la «esperada» celebración el 7 de febrero de 2020 del Consejo de Política Fiscal y Financiera «después de un año y medio desde su última convocatoria», la ministra de Hacienda trasladó a los responsables autonómicos «la negativa a pagar la deuda en relación a los efectos de la liquidación del IVA» y, en su lugar, «ofreció un préstamo para cubrir, paradójicamente, el déficit que genere el impago del IVA».

Juan Bravo ha resaltado la actitud «siempre proactiva y constructiva» que mantiene la Junta de Andalucía con el Gobierno central, «ofreciendo diálogo y cooperación para la búsqueda de soluciones que propicien el adecuado cumplimiento del principio de lealtad institucional».

Sin embargo, en el caso del IVA pendiente del año 2017, «nuestra petición, la del Ejecutivo y la de este Parlamento ha sido ignorada».

«Hemos agotado todas las vías de negociación posibles: hemos enviado cartas, sin respuesta», por lo que ha argumentado que «para defender a los andaluces hemos recurrido la negativa del Ministerio vía contencioso administrativa», ha aseverado el consejero.