Pinchazo de Ciudadanos en Jerez

Los resultados han impedido que se produzca el cambio de gobierno en la ciudad

Ciudadanos esperaba mucho más en Jerez, o al menos eso era lo que transmitían a propios y extraños después del subidón de ganar las elecciones andaluzas con más de veinte mil votos y acabar segundos en las generales cosechando más de casi veinticinco mil apoyos.

Cuatro concejales para una formación “de moda” y en la ciudad de Inés Arrimadas, con paseo incluido por el real de la Feria, parece un resultado extremadamente pobre. El PP no ha conseguido ganar en Jerez con todo en contra, pero Ciudadanos se ha quedado a medio camino con todo el viento a favor.

Lo que ha ocurrido con la formación naranja confirma la dureza de la política local, así como la falta de de organización visible a los ciudadanos. Es lógico que desde dentro se venda un aumento de la representación, cosa que es cierta, de dos concejales pasan a cuatro, sin embargo el resultado final ha sido muy inferior a las expectativas creadas, y el ya evidente “pinchazo” de Ciudadanos en Jerez ha impedido, entre otras circunstancias, que se produzca el cambio de gobierno en la ciudad.

En una provincia que se ha teñido de naranja en varias de las últimas ocasiones electorales, que Ciudadanos no cumpla en la ciudad con más población de la provincia las expectativas con todo a favor, es como para tomar nota.

El candidato local, Carlos Pérez, se ha referido en más de una ocasión, declarando que salían a ganar en Jerez y a convertirse en el principal partido de referencia, pero se han quedado muy por detrás de echar el aliento en el cogote al candidato del PP, Antonio Saldaña, quien por su parte ha resistido el envite con todo en contra.

Tras ultimarse los resultados en los comicios, el Partido Popular en Jerez es el referente y principal partido de oposición y alternativa de gobierno, quedando Ciudadanos con cuatro concejales como convidado de piedra en una “fiesta” en la que los naranjas se la prometían con mejor final.

El pinchazo de Ciudadanos en Jerez, con un candidato nombrado a escasos días de celebrarse las elecciones, con poco margen de maniobra en la campaña, y cuando se esperaba que acabaran obteniendo entre 5 y 7 concejales, demuestra que la política local no es tarea sencilla, y que no han manejado bien los tiempos.