Tres puntos de oro para el Atlético Sanluqueño

Un solitario gol de Edu Oriol en la primera mitad dio la victoria al conjunto verdiblanco frente al filial sevillista

El Atlético Sanluqueño ha conseguido imponerse por 1 gol a 0 al Sevilla Atlético en un partido muy disputado entre dos equipos que se encuentran en la lucha por la permanencia en 2ª División B.

El conjunto dirigido por Abel Gómez comenzó el partido con un fútbol muy ofensivo que le permitieron dominar el encuentro durante los primeros minutos. La primera ocasión llegaría por medio de David Toro que logró rematar con una llamativa acrobacia un magnífico centro de Edu Oriol por la banda derecha. Pudo ser el gol de la jornada, pero el balón se fue rozando el larguero.

El partido comenzó a tener momentos de tensión provocada por la situación en la que se encuentra ambos equipos, aunque el arbitraje también contribuyo a ello para desesperación del entrenador del equipo verdiblanco, que fue amonestado verbalmente por el colegiado.

Minutos después, Mawi, que estuvo muy activo durante todo el partido, mandó el balón al poste izquierdo de la meta defensida por Javi Díaz tras un soberbio cabezazo a pase de Edu Oriol.

El gol llegaría tras un penalti muy claro cometido sobre Jose durante un saque de esquina. Edu Oriol tomó la responsabilidad en un momento muy delicado dada la situación en la clasificación, pero como si de un partido de colegio se tratase, el jugador catalán tuvo la cabeza fría y aseguro con un potente disparo por el centro de la portería. Javi Díaz se venció hacia su derecha y nada pudo hacer para evitar el único tanto del partido.

Advertisement

Tras el gol, los de Abel Gómez retrocedieron un par de metros en el campo, algo que aprovechó el filial sevillista para dominar durante varios minutos del encuentro, aunque sin conseguir materializar ni una sola ocasión de gol.

Tras enfilar el túnel de vestuarios, el Sevilla Atlético comenzó a tener ocasiones para establecer el empate en el marcador. La más clara nació tras una contra de Pejiño que acabó con el balón lamiendo el póster izquierdo de la portería de Javi Jiménez.

El Atleti sufriría de lo lindo durante los últimos minutos del partido, que se alargó en exceso, o al menos, así lo hizo entender el entrenador local y la afición que asistió a apoyar a su equipo a El Palmar. Siete minutos extras que se hicieron interminables.

El susto del partido lo dio sin duda Djak Traore, que tras un choque con un jugador verdiblanco cayó desplomado en el suelo, lo que provocó que tuvieran que entrar los sanitarios a atenderle. Varios minutos después el canterano sevillista pudo abandonar el campo por su propio pie.

El filial se jugaba tanto que incluso, volvió durante unos minutos, pero volvió a desvanecerse en el terreno de juego, algo que enfureció a la grada que acabó increpando al técnico sevillista para que lo retirara del campo. El jugador se marchó ovacionado, un gesto que demostró la grandeza de la marea verdiblanca.