Muere una niña de 11 años mientras usaba el móvil en la bañera

Pese a los esfuerzos de familiares y sanitarios por reanimarla, nada pudo hacerse

Lamentablemente vuelve a producirse una muerte de estas características. Y si el periodismo tiene una adecuada función pública, también ha de alarmar y solicitar la máxima precaución con este tipo de descuidos que provocan un desenlace fatal. Una niña de once años ha muerto trágicamente electrocutada mientras utilizaba el móvil en la bañera…

De nuevo el uso del móvil en la bañera. Ha sido la madre de la víctima quien ha encontrado el cuerpo en el baño de su casa, después de llamarla varias veces y no obtener ninguna respuesta. Se extrañó del silencio de la niña hasta que descubrió la peor escena de entra las posibles.

Los hechos han sucedido en Dornbirn, Austria, este domingo día 23 por la tarde. Nadie hacía presagiar el aciago desenlace. La menor estaba utilizando su smartphone mientras se bañaba cuando, en un momento dado, ha sufrido una descarga eléctrica que la ha acabado matando. Una muerte fulminante…

La niña se encerró en el lavabo para bañarse y, en un momento dado, sufrió este trágico incidente mientras utilizaba el móvil. Fue rato más tarde cuando su madre la llamó, pero al no escuchar nada desde el otro extremo de la puerta decidió mirar por la ventana para ver qué pasaba, para ver qué ocurría, para ver qué estaba sucediendo…

El horror se adueñó del instante. La mujer descubrió con pánico el cuerpo sin vida de su hija, todavía estirada en la bañera. Uno de los tíos de la víctima tumbó la puerta y sacó a la niña del agua, a la vez que la intentaba reanimar… La tensión imperaba en un desasosiego general…

Advertisement

No obstante sus esfuerzos, y los de los médicos que se trasladaron al domicilio, la pequeña acabó muriendo. La niña presentaba quemaduras de gravedad al cuerpo, y el teléfono móvil todavía estaba en la bañera en el momento en que los sanitarios y las autoridades llegaron al lugar de los hechos…

¿Qué había sucedido? ¿Por qué ocurrió lo que, fatalmente, ocurrió? Según parece, la menor estaba cargando el dispositivo mientras estaba dentro del agua. Y hete aquí la clave de todo. Tener el móvil enchufado mientras se toma un baño. Parece que está prohibido deshacerse del teléfono móvil pero en el interior del baño siempre sobra. Sobra tajantemente.

De otro lado, el fiscal del caso ha asegurado que las lesiones que presentaba la menor «no pueden producirse sólo por un teléfono móvil que funcionara correctamente, sino que tendría que haber sido una cosa significativamente incorrecta».

Se sospecha que el cable de carga del móvil podría haber sido conectado a un cable de extensión cuando cayó en la bañera.