Condenados a 22 años de prisión dos de los implicados en el crimen del Churrero

El tercero de los acusados por el asesinato de Antonio Romero ha sido condenado a 12 años y medio de cárcel

La Audiencia Provincial de Cádiz ha condenado a 22 años y nueve meses de prisión a Faruko M. y Enver B. dos de los implicados en el conocido como crimen del Churrero. Adrijan S., el tercero de los implicados en el suceso, ha sido condenado a 12 años y medio de cárcel por el tribunal al considerar como atenuante la colaboración que ha prestado durante el desarrollo del juicio y la investigación.

Según recoge la sentencia, han sido probados los delitos de asesinato, robo con violencia en casa habitada y lesiones con instrumento peligroso.

Además, en concepto de responsabilidad civil, los procesados deberán indemnizar con la cantidad de 140.000 euros a los hijos de la víctima. Esta resolución judicial dictada por la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Cádiz no es firme, por lo que puede ser recurrida por los condenados ante el Tribunal Supremo.

Adrijan S., Enver B. y Faruko M. llevan privados de libertad por esta causa desde el 20 de abril, el 22 de junio de 2016 y 10 de agosto de 2017 respectivamente.

Antonio Romero de 78 años perdió la vida y su mujer Manuela resultó gravemente herida después de que unos ladrones entraran a su casa a robar y les golpearan brutalmente con una barra de hierro.

Los hechos tuvieron lugar la noche del 23 de septiembre de 2004. Sobre las cuatro de la mañana, el matrimonio se encontraba durmiendo cuando los procesados entraron encapuchados en la casa buscando dinero y joyas.

Uno de ellos, Adrijan S. y el menor, se dirigieron a la habitación donde estaba Manuela y le amarraron las manos y le golpearon con una barra de hierro en la cabeza y el cuerpo. Mientras, Faruko M. y Enver B. fueron a otro cuarto donde estaba Antonio. También le ataron y le empezaron a golpear igualmente con otra barra de hierro al tiempo que le preguntaban por dónde estaba la caja fuerte. Finalmente se llevaron 7.000 euros.

A las nueve de la mañana, Antonio fue hallado muerto. Su mujer, que se pudo desatar, estaba en estado de shock. Según los estudios forenses la agresión fue mortal.

La Fiscalía solicitaba para cada uno de los procesados la pena de 30 años de prisión por los delitos de asesinato, robo con violencia en casa habitada y lesiones con instrumento peligroso, además de una indemnización a los hijos de las víctimas con 151.000. El juicio oral de este caso tuvo lugar entre los días 3 y 6 de febrero de 2020.