Adelante pide que se respete el nombre histórico de las calles de Jerez

Raúl Ruiz Berdejo: «Respetemos los nombres históricos de las calles de nuestra ciudad porque forman parte de nuestro patrimonio y de nuestra identidad”

Adelante Jerez lleva al pleno la recuperación de los nombres originales de las calles «que enriquecen nuestro patrimonio e identidad histórica y que han sido renombradas sin motivo justificado alguno».

Asimismo, exigirá al Gobierno Local del PSOE el firme compromiso de no continuar con este modus operandi a no ser que sea por el estricto cumplimiento de la Ley de Memoria Democrática de Andalucía.

Según defiende la coalición de izquierdas el patrimonio de la ciudad comprende tanto la parte urbanística como la parte inmaterial referida a la cultura e historia. Y en este sentido, el mantenimiento del nombre antiguo de las calles es defender nuestra historia y cultura jerezana ya que narran la historia de momentos o de personajes históricos que han marcado de alguna manera a nuestra ciudad.

Adelante denuncia que durante las últimas legislaturas, los diferentes gobiernos que han pasado por el Gobierno han realizado numerosos cambios, y sin embargo la mayoría de los jerezanos y de las jerezanas continúa conociéndolas por sus nombres antiguos.

Adelante critica que esta forma de actuar a lo largo de los años haya estado estrechamente relacionada con la intención de reflejar la ideología de los gobiernos sin tener en cuenta el respeto a nuestra historia e identidad.

Cabe destacar que Adelante Jerez defiende la eliminación más que justificada de todos los nombres de calles que son necesarios para cumplir con la Ley de Memoria Democrática Andaluza.

Según la confluencia estos cambios están más que justificados y necesarios. Sin embargo, con el cambio de nombres de calles históricas de forma arbitraria y a capricho del gobierno del momento hace que Jerez pierda parte de su patrimonio histórico.

A juicio de Raúl Ruiz Berdejo, Portavoz del Grupo Municipal de Adelante Jerez, “entendemos que el nombre de las calles forman parte del acerbo histórico y patrimonial de la ciudad. Y que sus cambios salvo en ocasiones en los que está sumamente justificada como la contradicción con la Ley de Memoria Histórica, salvo en esos casos, entendemos que no tiene sentido cambiar nombres de calles históricas como la calle Marimanta o Bañoviejo por nombres nuevos», afirma.

«No tenemos problemas en que se nombren nuevas calles pero que respetemos los nombres históricos de las calles de nuestra ciudad porque forman parte de nuestro patrimonio y de nuestra identidad”, concluye.