A todos nos gusta que se acuerden de nosotros y que nos hagan regalos, una señal inequívoca de cariño y respeto. Además, recibir regalos es muy sencillo. Lo complicado es saber qué regalar a una persona; da igual que sea un cumpleaños, un ascenso, un aniversario…

Si no tienes muy claro qué regalo puedes hacer, aquí van unas cuantas ideas con las que acertarás seguro.

Suscripción a plataformas de vídeo

En plena era dorada de las series de televisión resulta muy fácil dar el clavo, y más en el momento que atravesamos en el que es recomendable salir lo menos posible y permanecer en casa. Pocos regalos serán tan bienvenidos como una suscripción a una plataforma de vídeo.

Con la suscripción estarás regalando algo tan preciado como horas y horas de eso tan apetecible como el clásico “mantita y peli”. El principal problema que puedes encontrar quizá sea elegir la plataforma ideal. Desde luego hay muchas donde elegir: Netflix, HBO, Amazon Prime, Movistar, Disney Plus… si lo que quieres es un extenso catálogo de películas de calidad —algo que suele flojear en este tipo de plataformas— puedes decantarte por Filmin, que también cuenta con un servicio similar al de los videoclubs de toda la vida.

Cuando hayas escogido la plataforma solo tendrás que introducir los datos y hacer el pago. Para este regalo, lo ideal es pagar una anualidad completa: 365 días para disfrutar de las mejores series y películas del mundo.

Regalo personalizado

Una alternativa es tener un detalle especial como los regalos personalizados. Esto no es más que tomar objetos cotidianos como, por ejemplo, una taza o un cojín y darles un toque único con una imagen que hayas escogido. Del mismo modo, puedes hacer regalos muy chulos con un poco de esfuerzo.

Una cosa que puedes hacer es, con una buena foto de la persona a la que le vas a hacer el regalo y con la ayuda de un programa de retoque fotográfico, hacer una especie de póster de película o una imagen de cómic para luego usar la imagen en una lámina o una tabla decorativa.

Puedes regalar imanes para nevera con imágenes personalizadas, un neceser para los viajes y hasta una funda para el teléfono móvil. Así que, ya sabes, ponte a buscar la foto adecuada y piensa que regalo puedes personalizar.

El libro, un clásico infalible

Puede que se haya convertido en un cliché, pero regalar un libro siempre es una buena opción, tanto si quien va a recibir el regalo es una persona que ama la lectura y devora libros, como si el regalo es para alguien que nunca lee nada.

En el primero de los casos estarás haciendo un regalo infalible. En el segundo de los supuestos estarás “obligando” a esa persona que no lee a hacerlo y puede que gracias a ese regalo redescubra un magnífico pasatiempo como es la lectura; la clave es descubrir el libro perfecto, ese que conecte con las inquietudes del lector, ya sea narrativa, divulgación, un manual… las opciones son infinitas.

La lectura es un placer que se disfruta a fuego lento en un mundo que va muy deprisa, así que no está mal como regalo para cambiarle el ritmo a nuestro día a día.

Curso de cocina

Cada edición de Masterchef, el famoso programa de cocina de Televisión Española, es un éxito de audiencia, algo que ha contribuido en cierta manera a hacer que los españoles nos interesemos por los fogones, por preparar platos más elaborados que una tortilla francesa o unos filetes a la plancha. Además, la comida es uno de los grandes placeres de la vida.

Regalar un curso de cocina puede ser algo que te agradezcan durante toda la vida, y es que comer bien es algo que nos encanta. Por si fuera poco, hay muchos tipos de cursos de cocina: arroces, cocina saludable, repostería, cocina peruana, de pescados… solo tienes que bucear un poco y verás la oferta tan amplia de cursos que hay a tu disposición.

Desayuno a domicilio

Dicen los expertos que el desayuno es la comida más importante del día, ya que es la que nos va a dar una gran parte de toda la energía que vamos a necesitar para funcionar a lo largo del día, así que es una comida que no hay saltarse nunca.

Eso de no saltarse el desayuno es algo que llevamos a rajatabla en Andalucía. A los andaluces nos encanta desayunar y, sobre todo, hacerlo fuera con esos desayunos de café y tostada.

Una forma de disfrutar de estos desayunos tan típicos sin tener que salir de casa es recibir un desayuno a domicilio, lo que se conoce como ir a mesa puesta de toda la vida. Si la persona a la que le vas a hacer el regalo es un fanático del desayuno, seguro que este regalo se convertirá en todo un éxito. Para regalar este desayuno sorpresa no hace falta que sea una fecha especial, cualquier día es bueno para disfrutar de un desayuno magnífico, sobre todo si es fin de semana y hay tiempo de sobra para paladear cada uno de los manjares.