El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha anunciado que el Ejecutivo andaluz decidirá el próximo miércoles, día 28, si adopta nuevas medidas para frenar la expansión de la pandemia en la comunidad autónoma tras la declaración del estado de alarma por parte del Ejecutivo central; además, ha apuntado que antes de adoptar medidas en cuanto restricciones de movilidad en Andalucía, contactará con los presidentes de otras comunidades limítrofes como son Extremadura; Castilla La Mancha; y Murcia, así como con Madrid, «para tomar decisiones coordinadas y que todos vayamos en la misma dirección».

Así lo ha trasladado el jefe del Ejecutivo andaluz en una comparecencia telemática que ha ofrecido tras participar en la Conferencia de Presidentes que se ha celebrado, también de manera telemática, este mismo lunes. Moreno ha señalado que el estado de alarma es «un instrumento excepcional para situaciones excepcionales». «Se debe aplicar solo el tiempo que sea estrictamente necesario» y garantizar que su Ejecutivo lo asume «con disciplina».

Gabinete de Crisis de la pandemia

Moreno ha indicado que este mismo lunes se va a constituir y reunir de nuevo el Gabinete de Crisis de la pandemia para analizar la situación y las consecuencias del estado de alarma porque «seremos muy ágiles en la toma decisiones pero no impulsivos, porque las medidas deben ser certeras y serenas». Por eso, harán un control «estrecho» de la evolución de la pandemia en los próximos días y, siempre con el respaldo de expertos, «el miércoles veremos la evolución de los datos de la semana y tomaremos decisiones sobre las siguientes medidas a tomar».

Y es que, como ha explicado el presidente, no descartan ninguna medida. «Todo es planteable ahora mismo». Y analizan todas las opciones posibles «para mantener ese fino equilibro de control a la pandemia, que es el objetivo fundamental de cualquier decisión. Pero al mismo tiempo no erosionar aún más nuestras fuentes de ingreso y empleo».

Estudio de los datos semanales

Así, ha indicado que el Gobierno andaluz va estudiando los datos por semanas, de ahí que esperen al miércoles «para evaluar la pandemia y, si va a más, adoptar medidas más restrictivas, pero si los datos nos dan una tregua, tomaremos otras medidas». «Tienen que ser fruto del análisis, de la reflexión y del rigor, no podemos ir corriendo a tomar decisiones que afectan a miles de personas, porque a muchas las condenamos al paro, por tomar una decisión en caliente», ha abundado.

«El miércoles tendremos la secuencia de evolución de la pandemia de la semana para ver si vamos mejor o peor», ha insistido. Por ello, explica que a día de hoy «no tenemos suficientes datos para tomar decisiones que son de mucho calado, con un fuerte impacto económico y social». Insiste en que esta semana «es clave» y que «dependiendo lo que pase en las próximas 48 horas» irán tomando decisiones que afecten al conjunto de Andalucía.

Cierre perimetral de provincias o municipios

Sobre el posible cierre perimetral de Andalucía o de alguna de sus provincias o municipios, Moreno ha explicado que mantendrá conversaciones con los presidentes de las comunidades limítrofes como son Extremadura; Castilla La Mancha; y Murcia; y otros como Madrid, «para tomar decisiones coordinadas y que podamos cooperar«. Asegura que este extremo tendrá «un fuerte impacto en Andalucía» y así «todos vayamos en la misma decisión».

«Cualquier decisión precipitada o caprichosa, que se adopte con carácter político, tiene más capacidad de errar y de no cumplir el objetivo que tiene el estado de alarma», ha apostillado el jefe del Ejecutivo autonómico.

Ampliar los ERTE

Además, el presidente andaluz ha explicado que ha pedido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que si se pretende llevar hasta el 9 de mayo el estado de alarma, que se prolonguen de forma excepcional hasta esa fecha los ERTE.«Se han demostrado como medida eficaz para evitar que el desastre en nuestro mercado laboral alcance proporciones aún mayores que las que ya se vaticinan».

«Prolongar los ERTE es imprescindible en sectores como el ocio; la hostelería; el turismo; o la cultura, que ya de por sí están bastante perjudicados», ha agregado Moreno. Antes, lamentó que el estado de alarma conduce a estos sectores a «un nuevo desafío y una situación límite». Por ello, asegurar que la Junta escuchará las propuestas de estos y otros sectores que «están con el agua al cuello por la pandemia».

Ha incidido en que «no siempre es posible atender todas situaciones. Pero somos conscientes de la situación y tenemos la mejor disposición para ayudarles a salir adelante». Todo antes de hacer una llamada de atención porque «la situación es grave. No caben paliativos ni expresiones pedantes».

Apela a la responsabilidad individual

Por tanto, Juanma Moreno ha insistido en que superar esta «dura prueba» que está siendo el Covid «depende de nuestra propia actitud y nuestro comportamiento particular es fundamental» porque ningún plan, ninguna norma ni ningún estado de alarma detendrá por si sola a la pandemia. «No hay ley que pare este maldito virus si no estamos dispuestos a acatarla».

Y tras tener palabras para los profesionales sanitarios que trabajan «a destajo» para atender a los enfermos y parar el virus, ha pedido que «no les obliguemos otra vez a ser héroes». Mientras, desde la Junta, «no somos infalibles pero sí incansables. Buscaremos todas las alternativas posibles para cuidar la salud de los andaluces pero sin condenar nuestra economía».

«Lealtad» con el Gobierno central

En líneas generales, Moreno ha expresado que el Ejecutivo que preside, a lo largo de la pandemia, ha sido «leal» con el resto de administraciones públicas. Especialmente con el Gobierno central. «Y así seguirá siendo» pues «hemos mantenido ese compromiso en todo momento, también en la discrepancia, incluso cuando considerábamos que no actuaba con la misma voluntad hacia todas las comunidades autónomas».

«Asumimos con disciplina esta nueva declaración del estado de alarma. Con la mejor fe debemos considerar que es fruto de la reflexión y de estudio profundo de la situación. Y de las consecuencias que supone la aplicación de esta medida claramente excepcional», ha abundado.