Ubrique (Cádiz), sábado, 24 de octubre de 2020. Novillada sin caballos en clase práctica, final de la VIII Competición Provincial de las Escuelas Taurinas de Cádiz, organizada por la Asociación Nuevos Valores del Toreo y Fomento de la Fiesta y transmitida por las cámaras de Canal Sur. Tarde con temperatura agradable y sin viento. Dos tercios de entrada en el aforo permitido por las restricciones causadas por el coronavirus, guardándose la distancia de metro y medio entre los espectadores, todos con mascarillas. Preside José Manuel Fernández Rivera, concejal de Cultura. Ameniza la Banda Municipal de Música “Juan Chacón”.

Se lidian ocho novillos de la ganadería de Condesa de Sobral (que pasta en Portugal; no confundir con la ganadería Sobral, también portuguesa), bien presentados y de buen juego en general. En el arrastre, el primero, el tercero, el cuarto y el sexto fueron aplaudidos.

Francisco Fernández, estocada costalera y dos pinchazos, con aviso; silencio.

Francisco Delgado, estocada tendida y estocada honda; vuelta al ruedo.

Mario Sánchez, entera algo contraria y tres golpes de descabello; dos orejas.

José de los Reyes, estocada entera, con aviso; dos orejas.

Víctor Barroso, estocada algo tendida y varios golpes de descabello, con aviso; vuelta tras petición.

Germán Vidal El Melli, pinchazo y entera desprendida, con aviso; dos orejas.

Juan Miguel, pinchazo y estocada; una oreja.

Víctor Cerrato, estocada entera; una oreja.

Incidencias: Al acabar el paseíllo los ocho participantes recibieron un recuerdo en forma de pergamino (en piel), obsequio del Ayuntamiento de Ubrique. Al final del festejo fueron declarados triunfadores ex-aequo Mario Sánchez y Germán Vidal El Melli; el trofeo de segundo clasificado se concedió a José de los Reyes.

Llega la final del torneo provincial de escuelas taurinas de la provincia gaditana y se ha clasificado un alumno por cada entidad. Se apuntaron en total treinta y dos alumnos, que, previamente han competido en dos tentaderos que se han celebrado, uno, en la finca El Algarrobo (Los Barrios) el 29 de septiembre y, el otro, en la plaza de San Roque el 2 de octubre. Es posible que se trate del último evento taurino escolar de la temporada, esta tan difícil de 2020, en la provincia, aunque aún no se sabe si se celebrará la final del certamen de becerradas, porque con esto del coronavirus es que nunca sabemos nada.

Los finalistas provinciales

Francisco Fernández (de la escuela Miguel Mateo Miguelín de Algeciras) recibe a su novillo, que se desplaza bien, en los medios. Hay un buen par de David Pacheco. En la muleta practica con la derecha el toreo en redondo y con mano baja; por la izquierda hay ligazón ante un animal que humilla y acude incansable; el alumno muestra gran madurez. Es una verdadera lástima el mal uso de los aceros, que emborrona una gran faena.

Francisco Delgado (de la escuela Rafael Ortega de San Fernando) recibe a su novillo, cómodo de cara y que flojea de manos, también en los medios aunque no sale un saludo muy limpio. Juan Rojas pone un buen par. Con la muleta baja la mano cada vez que la coge con la derecha; con la izquierda impulsa al animal, que sigue perdiendo las manos, dándole toquecitos con la ayuda (detalle impropio de un alumno de escuela); acaba recurriendo a los circulares y un fandango suena desde el tendido cuando no viene a cuento.

Francisco Delgado

Mario Sánchez (de la escuela comarcal de Ubrique) a su novillo, burraco, con cuajo y acapachado, lo recibe de rodillas con larga cambiada y lancea a mano baja rematando con media personal. David Pacheco se vuelve a lucir pareando. Con la muleta vuelve a empezar con serie de rodillas y pasa a desarrollar el toreo en redondo por ambas manos, aunque por la derecha el animal va mejor, aguantando alguna voltereta nada floja y alguna colada; acabó alternando el toreo por alto con el de por bajo, incluyendo el cambio de manos.

Mario Sánchez

José de los Reyes (de la escuela Paquiro de Chiclana) saluda a su adversario, gacho, en el tercio y contesta con un quite por chicuelinas al que ha hecho su compañero Víctor Barroso. Antes de iniciar la faena de muleta brinda, por los micrófonos de Canal Sur, a sus colaboradores y luego va al centro del ruedo para brindar al público, completando el despropósito con el volteo de la montera en el suelo mediante la ayuda; ¿cuándo empezarán las escuelas taurinas a formar a los alumnos en el ritual? Empieza en los medios por doblones y sigue luego el toreo de mano baja con un novillo de gran fijeza y que despliega recorrido; vemos cosas bonitas por ambas manos, incluyendo pase de la firma; la preparación incluye ayudados por alto y molinete.

Ubrique José de los Reyes
José de los Reyes

Víctor Barroso (de la escuela La Gallosina de El Puerto de Santa María) hace en su novillo, enmorrillado, un gran recibo con media elegante. David Pacheco vuelve a poner un gran par. Después de otro burlesco volteo de montera se va pronto a los medios para combatir la querencia a tablas del novillo; a base de dejar la muleta continuamente en la cara logra sacar tandas en redondo pero el bicho no para, a cada pase, de mirar a su querencia; la última fase se compone de los consabidos circulares. El animal no permite que el lidiador despliegue sus formas habitualmente elegantes.

Víctor Barroso

Germán Vidal El Melli (de la escuela El Volapié de Sanlúcar de Barrameda) le aplica de saludo a su novillo, bien armado, unos lances poderosos, avanzando. Juan Rojas y Lucas Benítez rivalizan, para bien, con los rehiletes. Tras iniciar la faena por alto, practica el toreo en redondo, con mando, pero su adversario adolece de falta de fuerzas y pierde las manos; por la izquierda hay gran serie y luego vienen los circulares (ay, Dios), que, sí, ejecuta con quietud pero no dejan de ser una superficialidad más propia de toreros en declive; acaba citando de frente.

Juan Miguel (de la escuela de Campo de Gibraltar) tiene un novillo que anda suelto de salida y no colabora en el capote. Otra vez Pacheco, inspirado, hace de las suyas. Tras brindar al público, saca al animal a los medios pero va a lo suyo, que es huir, y acaban los dos en tablas, donde se desarrolla un toma y daca donde no falta la expresión del novillero, incluyendo un esfuerzo final de rodillas.

Víctor Cerrato (de la escuela de La Línea) maneja con solvencia el capote y su faena de muleta se basa en la entrega; cabe destacar la impactante voltereta que recibe, con la plaza ya poco iluminada, y de la que se rehace sin mayores complicaciones. El trofeo que pasea es de mérito.

El festejo se cierra con éxito artístico

Todos los alumnos novilleros han realizado quites en los animales de los compañeros que les precedían en el cartel. Podemos decir que el festejo se cierra con éxito artístico. Al finalizar la novillada se entregan a los triunfadores los premios, que son donados por la Diputación Provincial de Cádiz; en la entrega de los premios están el diputado de Cultura de la Diputación de Cádiz, Antonio González Mellado; el diputado de Desarrollo Local y primer teniente de alcaldesa de Ubrique, Manuel Ángel Chacón González; el concejal de Cultura y Festejos de Ubrique, José Manuel Fernández Rivera, y el presidente de la Asociación Nuevos Valores del Toreo y Fomento de la Fiesta, Eduardo Ordóñez Acosta.

Entrega de premios

Mario Sánchez repite premio porque el año pasado también resultó el triunfador del mismo certamen, cuya final se desarrolló en Sanlúcar. La noche está totalmente encima. La próxima vez los organizadores deberán mirar mejor eso de empezar a las seis de la tarde, cuando los días son ya más cortos.