La ministra de Política Territorial y Función Publica, Carolina Darias, se ha mostrado firme en la voluntad del Ejecutivo central de establecer en seis meses la prórroga del estado de alarma. En esa línea ha rechazado las condiciones que ha planteado el líder del PP, Pablo Casado, para dar su apoyo, y que pasan por que dure tan solo ocho semanas y por llevar a cabo una reforma de la ley de salud de 1986.

En esta intervención, la ministra de Política Territorial ha confirmado que el Gobierno aprobará su propuesta de prórroga este mismo martes en el Consejo de Ministros; para que pueda ser debatida por el Congreso esta misma semana.

El estado de alarma responde a recomendación de «expertos»

Asimismo, ha subrayado las palabras del jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, argumentando que la duración de seis meses responde a que es el tiempo que recomiendan los expertos. Así como que va en línea de las decisiones del resto de países europeos para controlar la pandemia.

«He sido clara, el tiempo de seis meses es un tiempo que tiene criterios objetivos absolutamente razonables basados en la opinión de las personas expertas», ha insistido.

Eso sí, la ministra ha recordado que se trata una propuesta de duración máxima y que no es «inamovible». Esto quiere decir que se podrá revisar, y levantar antes el estado de alarma, en el caso de que la evolución de la pandemia lo permita.

El Gobierno también rechaza la reforma legal que propone el PP

Y sobre la condición del PP de reformar el marco legal para hacer frente a la pandemia, Darias también ha reafirmado, como ya planteó Sánchez, que el Gobierno no cree conveniente esta modificación de la ley, porque las restricciones que se amparan en el estado de alarma afectan a derechos fundamentales y, por lo tanto, requiere de este instrumento constitucional.

Por todo ello, ha vuelto a avisar de que «no es el momento de poner palos en las ruedas, sino de contribuir entre todos».  Además, ha insistido en que no tienen intención de rebajar la vigencia de seis meses que el Gobierno entiende como necesaria para superar la pandemia.

Darias también ha respondido al respecto de que sea Pedro Sánchez quién comparezca periódicamente en el Congreso para rendir cuenta sobre el estado de alarma. Una labor que normalmente realiza Salvador Illa y que Ciudadanos quiere replantear.

Así, Darias ha criticado de nuevo que los partidos hablen de «condiciones» y «exigencias», aunque no ha descartado de plano esta posibilidad. Eso sí, previamente ha señalado que el plan es que sea Illa quien acuda al Parlamento de a dar explicaciones de forma regular.

«Hablar de condiciones y exigencias puede tener razón desde el punto de vista partidario pero tenemos que ser capaces de elevarnos a los propios partidos y ser acordes con la situación. El Gobierno decidirá quién comparece y le aseguro que quien lo haga, lo hará bien», ha apostillado.

Por otra parte, preguntada sobre si ya se han asegurado el apoyo del PNV, ERC o Junts, Darias no ha querido desvelar el estado de las negociaciones. En este contexto ha asegurado que será en el arco parlamentario donde se suscriban los acuerdos que permitan sacar adelante la prórroga.

Confianza en las CCAA

Y sobre la posibilidad de que las comunidades no respeten las medidas establecidas a modo de «recomendaciones» en el plan para hacer frente a la pandemia; Darias se ha mostrado segura de que todas van a cumplir con ese plan, porque lo elaboraron ellas mismas junto al Ministerio de Sanidad.

Según Darias, todas las intervenciones de los líderes autonómicos que se han producido este lunes durante la Conferencia de Presidentes han sido «positivas» y se han desarrollado «desde el compromiso más absoluto» ha luchar contra la pandemia «de manera conjunta». «Son conscientes del reto de país que requiere y exige», ha asegurado.

La peticiones del PP

El líder del PP, Pablo Casado, ha condicionado este lunes su apoyo al estado de alarma a que no dure más de ocho semanas, lo que permitiría «salvar» la campaña de Navidad, y a que se apruebe «de una vez» un marco legal a través de una modificación de la Ley Orgánica 3/86 de medidas especiales en materia de Salud Pública que podría estar lista ya en diciembre. Tras asegurar que se trata de una «oferta generosa», ha dicho que espera volver a hablar esta misma semana de este asunto con el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez.

En la primera sesión del XXIII Congreso Nacional de la Empresa Familiar, que ha inaugurado el Rey, Casado ha planteado limitar el plazo de aplicación de esta medida excepcional que, a su juicio, «no puede superar en ningún caso las ocho semanas». Además, ha señalado que el estado de alarma debe estar sometido al control parlamentario. Por eso, considera que no basta con una comparecencia semanal del ministro de Sanidad en comisión.

Así se ha pronunciado después de que el presidente del Gobierno haya planteado un estado de alarma por un periodo de seis meses, hasta el 9 de mayo. En ese decreto se concede a los presidentes autonómicos ser la autoridad delegada en sus territorios. Esto permitirá a las autonomías confinar total o parcialmente.