Andalucía empieza la última semana de noviembre con estabilidad atmosférica que hará que suban las temperaturas. El calor se notará especialmente a partir del miércoles. Y de forma más notable en el interior y la parte occidental.

Así lo ha señalado en declaraciones a Europa Press el delegado territorial de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en Andalucía, Ceuta y Melilla, Luis Fernando López Cotín, quien reseña que esta subida de temperaturas se notará menos en la costa mediterránea. Regresa de esta manera el calor a Andalucía.

De esta forma, tras el paso del frente atlántico que nos ha afectado durante el fin de semana; con precipitaciones destacables en Grazalema, a partir de esta lunes se van afianzando las altas presiones, la estabilidad atmosférica y más calor en Andalucía. Además habrá escasez de nubosidad.

Adiós a la borrasca Bárbara

La borrasca Bárbara llegaba con fuerza a la provincia de Cádiz la pasada semana. La jornada arrancaba con cielos cubiertos pero a medida que avanzaba la tarde la intensidad del viento arreciaba y empezaban las primeras lluvias. Bárbara, que se formaba al suroeste de la península para atravesarla en dirección nordeste, provocaba un potente temporal de viento y lluvia que dejó una situación meteorológica complicada con un total de 24 provincias en riesgo naranja (importante) y riesgo amarillo (bajo) con rachas de viento huracanadas que superaron los 120 km/h en algunas zonas de zonas de alta montaña.

Las temperaturas en la provincia de Cádiz se mantuvieron prácticamente sin cambios. Oscilaron entre los 19 y 26 grados. Seguía activo el aviso amarillo por fenómenos costeros debido a las fuertes rachas de viento que azotaron especialmente el Estrecho y el litoral gaditano.

El sistema frontal asociado a la borrasca barrerá el mapa de suroeste a noreste dejó precipitaciones fuertes en todo el oeste y la franja central. También en Canarias fue un día de lluvias fuertes, sobre todo en el oeste del archipiélago. Al margen de las precipitaciones quedaría el extremo este del país.

Las lluvias afectaron a muchas zonas, aunque no fueron ni tan fuertes ni tan persistentes. Serán en forma de chubascos intermitentes que localmente sí pueden tener cierta intensidad y estar puntualmente acompañados de tormenta.

También el jueves seguirá la inestabilidad en la mayor parte del mapa, que podría durar hasta el viernes, sobre todo en el cuadrante noroeste.

La situación meteorológica que contempla la Agencia Estatal de Meteorología se mantuvo toda la semana. Es decir que las lluvias marcaron el devenir de esta semana. El viento girará a Sur y Poniente por lo que descendieron levemente los termómetros.