El reencuentro más emotivo entre el Capullo de Jerez y Bertín Osborne

Ambos fueron amigos inseparables en la adolescencia 

Una pareja que a la vista pudiera parecer poco compatible, pero lo cierto es que el Capullo de Jerez y Bertín Osborne fueron amigos inseparables durante su adolescencia en Jerez de la Frontera. Compañeros de batalla en noches que se eternizaban entre cantes y guitarras.

Tiempos inolvidables en la memoria de Miguel Flores, el Capullo de Jerez, que tras 30 años sin ver a su gran amigo, acudió al programa de Telecinco, Volverte a Ver, para rememorar aquellos maravillosos años y abrazar a Bertín.

«Cuando pasó por su finca en Jerez, siempre dudo en entrar para ver si está, pero me da vergüenza», confiesa el Capullo de Jerez. El cantaor jerezano entregó a Bertín, de manos de una mensajera, una moto de juguete como símbolo para invitarlo al programa. Y es que hace más de 30 años, Bertín Osborne pasaba con su moto a recoger al Capullo de Jerez a su casa.

Los años 50 en Jerez rebosaban de vida en la calle y en los patios donde los vecinos dejaban al lado las tareas para distraerse a la vez que los niños jugaban al fútbol. En el barrio de Santiago se cruzaron dos chicos muy diferentes. Uno de ellos proviene de una familia modesta, Miguel Flores, alias el ‘Capullo de Jerez’, y otro de una de las familias más prestigiosas de la ciudad, el pequeño de ojos azules que después se convertirá en cantante, Bertín Osborne.

Ambos crecieron juntos jugando en esos patios andaluces y cantando entre bulerías y flamenco. Las juergas que han disfrutado son testigo de su amistad y su infancia, donde han sido muy felices. Los dos hermanos de corazón pero no de sangre se mantuvieron cercanos, tal y como sus viviendas, pero el trabajo y los compromisos de los dos han provocado un distanciamiento de 30 años.

Miguel Flores, el ‘Capullo de Jerez’, ha cantado para la reina emérita Sofía e incluso en Premios Nobel, mientras que Bertín ha seguido sus pasos en estudios de grabación cantando y como presentador de televisión, actualmente, lidera una fundación que orienta a familias con hijos que sufren lesiones cerebrales. Bertín ha visto a Miguel varias veces en directo pero nunca han llegado a reencontrarse, por eso, el cantaor de bulerías acude al programa para retomar la amistad tan preciada por los dos.

Cuando Bertín descubrió quién lo había llevado al programa, una sonrisa de oreja a oreja se dibujó en su cara y expresó: «¡Mi hermanito el Capullo!». Tanto Miguel Flores como Bertín estaban visiblemente emocionados ante el reencuentro que estaba a punto de producirse.

Osborne se deshizo en elogios ante su ‘hermano’, Capullo de Jerez: «Éste tío es que mejor canta bulerías de España entera». «No soy muy fanático del flamenco, pero cuando lo escucho, se me pone la piel de gallina».

El Capullo de Jerez demostró en apenas unos segundos de lo que es capaz con su voz antes de volver a abrazar a Bertín. Ambos, se fundieron en un sincero abrazo y la emoción era latente en los dos figuras de la música.

Antes de abandonar el plató, Bertín interpretó un tema titulado «Llegó borracho, el borracho», quizás a modo de guiño a aquellas canallas juergas que vivió en un pasado junto al Capullo de Jerez. Dos iconos de la música de este país que volvieron a juntarse después de 30 años.