La residencia de mayores San Antonio de la localidad almeriense de Vícar ha registrado un nuevo fallecido. De modo que ya son dos las personas que han muerto por Covid-19 en este centro desde que se detectara el brote que afecta a trabajadores y usuarios.

Según ha informado la Junta de Andalucía en el parte que ofrece diariamente en cuanto a la afectación por Covid-19 en la comunidad autónoma, en las últimas 24 horas se mantienen un total de 20 casos confirmados en esta residencia y hay que lamentar la notificación de un nuevo fallecimiento.

Fue el pasado 12 de septiembre cuando la Consejería de Salud y Familias informó de la existencia de un brote en la referida residencia, que en aquellos momentos afectaba a 18 personas, de las cuales 14 eran residentes y los cuatro restantes, trabajadores.

Situación preocupante en dos residencias de Córdoba

Dos residencias de ancianos de Córdoba cuentan en este momento con un total de 172 casos confirmados de coronavirus, según ha informado la Junta de Andalucía en su parte diario sobre la situación del coronavirus en la comunidad.

Concretamente, en la residencia El Yate Vitalia Alcoea de Córdoba hay 84 casos confirmados, de los que 65 son residentes y 19 son trabajadores.

Asimismo, en la Residencia Orpea Sierra de Córdoba hay 88 casos confirmados, de los que 64 son residentes y 24 trabajadores.

Salidas y visitas en residencia sin contagios

El Gobierno andaluz autorizará salidas y visitas a usuarios de residencias de ancianos sin contagios de coronavirus en al menos 14 días, de acuerdo con una nueva orden de Salud Pública actualizando las medidas preventivas en materia sociosanitaria.

En líneas generales, este documento recoge actuaciones encaminadas al desarrollo de la intervención comunitaria y especializada en el Sistema Público de Servicios Sociales.

En general, se permiten las salidas y visitas, salvo en aquellos casos donde exista, al menos, un caso confirmado entre usuarios o trabajadores. Si se han contabilizado varios casos, no se podrán permitir las salidas o visitas a la residencia hasta 28 días después de la fecha del último diagnóstico.

En caso de que solo se haya registrado un único caso positivo, este periodo se reduce a 14 días. Además, si se contabilizan más de tres casos sospechosos, no se podrán autorizar salidas ni visitas hasta no conocer el resultado de las pruebas PCR o test de antígenos, y sólo si éstos resultan negativos.