Estudiantes anuncian una huelga a nivel nacional

El Sindicato de Estudiantes pide a Iglesias y a los ministros de Podemos que salgan públicamente a defender a la escuela pública 

El Sindicato de Estudiantes ha convocado huelga en toda España los días 16, 17 y 18 de septiembre, en protesta por las condiciones con las que se va a iniciar el próximo curso escolar 2020-2021, marcado por el Covid-19.

La secretaria general del Sindicato de Estudiantes, Coral Latorre, ha realizado este anuncio ante la puerta de la sede del Ministerio de Educación en Madrid.

Allí ha acudido para apoyar una iniciativa que ha recogido más de 230.000 firmas, para exigir al departamento que dirige Isabel Celaá una «vuelta segura» de los menores a las aulas españolas.

«Estamos asombrados por el comportamiento de Celaá»

Latorre ha explicado a los medios que están «asombrados» por el comportamiento de la ministra.

En concreto, el hecho de que «a unos 15 días de iniciar el curso escolar, aún no haya tomado ni una sola medida que garantice una vuelta a las aulas segura y digna».

A su juicio, Celaá se ha pasado «cinco meses de brazos cruzados», mientras familias, docentes y alumnos esperan «desesperados» el inicio de un cursos que será «totalmente caótico».

«Lo único que han dicho es que hay que llevar mascarilla, y eso no es ninguna solución a esta situación» y que «el curso podrá ser semipresencial», ha lamentado Latorre.

La misma exige a Educación otras medidas que ellos mismos reivindican, como la bajada de ratios en las aulas, la contratación de 165.000 profesores o planes de refuerzo en la limpieza de los colegios.

Para el sindicato, lo necesario sería «un plan unificado» en todo el país y no «repetir el desastre que supusieron las clases online» del confinamiento que «apartaron del sistema a miles de estudiantes».

Piden un plan de rescate a la pública

En este sentido, ha llamado a defender a la escuela pública, como el modelo que «más ha sufrido» en los últimos años.

En su intervención, ha pedido un plan de rescate a este modelo, que pase por «una inversión del 7% del PIB» y «una partida extraordinaria de 100.000 millones». Es decir, «lo mismo que se le ha regalado al Ibex».

Latorre propone que, en el caso de que no haya para esta inversión, se aplique «un impuesto a las grandes fortunas» que permitan «rescatar» a la pública.

Para el Sindicato de Estudiantes sería «importante», en este sentido, que «los ministros de Unidas Podemos» y, especialmente, el vicepresidente segundo Pablo Iglesias, salgan «públicamente» a defender este modelo de escuela y la situación que están viviendo los estudiantes. «Deben colocarse a nuestro lado», ha apuntado.

Finalmente, ha pedido que se deje atrás la campaña de criminalización que este verano se ha lanzado contra los jóvenes.

Latorre ha denunciado que se les ha culpabilizado de los brotes y se les ha llamado «irresposables» y «vagos», acusándoles de no querer volver a las clases. «Es todo lo contrario», ha advertido la secretaria general del sindicato.

Las mismas propuestas que el sindicato de estudiantes ha realizado este miércoles 26 de agosto STEs-Intersindical, aunque en su caso pone el foco en «la falta de previsión de algunas consejerías de Educación».

A través de un comunicado denuncia una vuelta a las clases «que parece más un ‘lo mismo de antes, pero con mascarilla’, que un plan serio de retorno a las aulas con garantías sanitarias suficientes, similares a las que se llevan a cabo en espacios públicos o de trabajo».

«La vuelta a los centros educativos de manera presencial es el objetivo, pero con seguridad para toda la comunidad educativa» advierten desde STEs-i.

Además, de la bajada de ratios y una mayor inversión para la contratación de profesores, STEs-i pide también pruebas PCR y serológicas para la comunidad educativa, protocolos específicos para personas vulnerables, resolver los problemas de conciliación, una mayor dotación tecnológica o la optimización de espacios.