La Policía Nacional desarticula un grupo criminal dedicado a torturas y secuestros

El grupo desarticulado operaba con otras organizaciones criminales de España

En una investigación conjunta de la Policía Nacional y Países Bajos se ha desarticulado un grupo criminal presuntamente dedicado a las torturas, secuestros y ajustes de cuentas de miembros de bandas rivales, según ha informado la Dirección General de la Policía.

En el operativo han sido detenidas seis personas en Holanda relacionadas con la Mocro mafia (mafia de origen marroquí dedicada al tráfico de estupefacientes asentada en Países Bajos y Bélgica).

Además, se han localizado siete contenedores de transporte de mercancías insonorizados y preparados para mantener a personas en su interior, que disponían de elementos para inmovilizar y torturar a sus víctimas, grilletes anclados al suelo o sillas con correas, así como herramientas y utensilios para agredirles.

El pasado mes de abril se recibió una solicitud de colaboración en el marco de una Orden Europea de Investigación, dirigida por la fiscalía holandesa y por la Audiencia Nacional, que se desarrollaba por la Policía Nacional de Holanda y España. De la investigación realizada hasta ese momento se tenían pruebas de que se estaban realizando actos preparatorios encaminados al secuestro y extorsión de, al parecer, varias personas.

Dichos secuestros guardaban relación con graves conflictos entre las organizaciones criminales más importantes que operan en Países Bajos, relacionadas con otros grupos criminales en España. La investigación demostraba que, efectivamente, los lugares para el secuestro habían sido preparados en Países Bajos y estaban casi listos para ser utilizados.

Varios miembros de esta organización mantenían contactos con un individuo desconocido, al parecer afincado en España. Por ello se solicitaba la ubicación e investigación de uno de los principales miembros de una organización criminal afincada en Holanda dedicada al narcotráfico a gran escala, a la extorsión, el secuestro y asesinato de miembros de organizaciones rivales.

A través de la investigación, apoyada por los agregados policiales de ambos pases, se tuvo conocimiento de que este sujeto podría encontrarse en España y que recibiría dinero desde Países Bajos, presuntamente con el propósito de planificar un secuestro o una extorsión.