Torrox contará con 30 auxiliares de playas de la Junta

Desde la Junta recomiendan el uso de mascarillas, guardar las distancias, respetar los aforos, mantener la higiene y respetar las normas

El dispositivo de auxiliares de playa de la Junta de Andalucía en Torrox (Málaga) suma 30 efectivos de los 902 contratados para toda la provincia dentro del Plan Playas Seguras, según ha explicado este jueves la delegada del Gobierno andaluz en Málaga, Patricia Navarro.

Junto al alcalde de Torrox, Óscar Medina, y parte del equipo de gobierno municipal, la delegada ha presentado en la playa de Ferrara a los efectivos de la Junta que se coordinarán con Protección Civil y Policía Local del Ayuntamiento para desarrollar su labor, «orientativa e informativa, de asistencia al usuario de la playa y previa a la intervención policial, si es que es necesaria», ha explicado Navarro.

Precisamente los auxiliares contratados dentro del Plan Playas Seguras «tienen una enorme responsabilidad, aunque no son autoridad, ya que deben contribuir al cumplimiento de medidas de protección en nuestras playas e informar y orientar a la población y a los visitantes de todo lo necesario para mantener frenado al coronavirus».

La Junta ha previsto además 1,4 millones de euros de inversión en recursos y materiales para los municipios del litoral malagueño «que se quedarán ya para siempre y de los cuales 60.000 euros vienen a Torrox, que ha optado por una pick-up, una embarcación, una moto acuática, 24 tubos de rescate y un aro salvavidas».

El sector servicios en general y el turístico en particular son dos «motores esenciales» de la economía de Málaga y Andalucía, ha recordado la delegada, que ha afirmado que las medidas adoptadas en Consejo de Gobierno extraordinario del pasado viernes persiguen la recuperación económica, «pero con la premisa de la preservación de la salud y no retroceder en esta desescalada».

«Momento crucial»

Por otro lado, ha calificado de «momento crucial el actual, en plena desescalada y con las competencias recuperadas en Andalucía, porque se ha trabajado muy duro para recuperar la normalidad; pero ello no significa que debamos perder ni un ápice de tensión y cautela a la hora de comportarnos y hacer actividades cotidianas».

Navarro ha apelado a la responsabilidad individual y colectiva en el uso de mascarillas, «guardar las distancias, respetar los aforos, mantener la higiene y respetar las normas».

A su juicio, «no podemos retroceder porque nos ha costado mucho llegar a donde estamos; han sido meses muy duros y traumáticos, para las familias, para los enfermos, y no podemos echar por tierra ese esfuerzo colectivo que ha sido ejemplar; porque el virus sigue entre nosotros, que no se engañe nadie», ha subrayado la delegada. La pandemia ha causado la muerte de 289 personas en Málaga y actualmente aún queda una persona en la UCI y diez hospitalizadas.