Isla Mágica reabre sus puertas con restricciones

El parque, que ha vendido 3.000 pases de temporada, abrirá sus puertas el día 2 de julio «solo para abonados» y a partir del 4 con un 50% de su aforo

El parque temático y de ocio Isla Mágica, en la isla de la Cartuja, ha presentado su oferta en una temporada «atípica» por la fecha de comienzo, el día 4 de julio, y por la actual situación derivada de la pandemia, con limitaciones y restricciones relacionadas con el número de visitantes diarios, «cuyo número se reduce al 50 por ciento», y el distanciamiento social.

En este sentido, se trabajará con limitaciones de aforo tanto en el recinto del parque temático como en el parque acuático, «reservando cupos diarios para nuestros distintos canales de venta».

Será necesario adquirir las entradas con fecha cerrada y con 24 horas de anticipación, «no pudiendo utilizarse un día distinto al seleccionado», informa en un comunicado.

Isla Mágica ha presentado este año una variada oferta cumpliendo con todas las medidas higiénico-sanitarias dictadas por las autoridades y el distanciamiento social que se exige desde la Administración, para garantizar la seguridad de sus empleados y sus visitantes.

En cuanto a la oferta de contenidos, destaca «una profunda renovación» de los espectáculos en todos los escenarios del parque: ‘Superpirata’, en el escenario del Polvorín, ‘El Galeón encantado’, en una nao del S.XVII y visitable por el público, y ‘La Hora Mágica’, un espectáculo para los más pequeños, entre otros.

Advertisement

Para evitar puntos de encuentro muy concurridos y favorecer el distanciamiento social, se han hecho modificaciones en la programación de espectáculos, en cuyos recintos se establecerán reglas estrictas para controlar el aforo y la organización del público.

La gran novedad de esta temporada es la inauguración de la atracción familiar ‘A los cañones’, en la zona de La Guarida de los Piratas.

Con esta misma temática, «hará las delicias de los visitantes más pequeños y sus padres. Una divertida batalla acuática ubicada en Isla Calavera, en la que disfrutar a bordo de unas barcazas piratas armadascon trabucos de agua».

En cuanto al resto de la oferta, las tiendas contarán con la oferta habitual, «extremando la limpieza e higienización de los productos».

Los restaurantes del parque abrirán con aforo limitado. El procedimiento de compra y recepción de los alimentos se adaptará para favorecer el distanciamiento social y el resto de las medidas dictadas por las autoridades sanitarias.

En la Venta del Puerto se ha establecido un sistema de pedidos a través de una aplicación en el móvil, mediante la cual se puede pedir comida y bebida, así como abonarla sin tener que ir a la barra ni tener contacto con los camareros.

De manera automática, el pedido entra en la cocina y, una vez está preparada la comida, se enviará un mensaje al cliente para que recoja su pedido sin entrar en contacto con otros clientes.

Se trata de una experiencia piloto que se probará en uno de los restaurantes más emblemáticos del parque para, si da los resultados esperados, extrapolarlo al resto de las unidades de restauración del parque.

Así, se han eliminado todas las cartas en papel del parque. En su lugar, se podrá consultar la oferta gastronómica de los diferentes puntos de restauración del mismo, mediante un código QR válido para descargar dicha información en cualquier dispositivo.