Un deseo de cumpleaños hecho realidad: por fin puede abrazar a su padre

En su 45 cumpleaños, Lori McCurdy encontró que su marido había fabricado una cortina de plástico pegada al techo con cuatro brazos para poder abrazar sin miedo al contagio

El distanciamiento social por la crisis del coronavirus ha provocado que muchas familias hayan dejado de verse por un tiempo.

Una de ellas es la de Lori McCurdy, a la que este distanciamiento afectó especialmente en vísperas de su 45 cumpleaños.

Lori, una residente de Springfield, Illinois, estaba de celebración por su cumpleaños el pasado 16 de mayo.

Normalmente, Lori suele celebrar esta fecha con su padre, Roger Czaia, saliendo a cenar, pero, dadas las circunstancias, este año se conformaba con poder darle un abrazo.

Conocedor de los deseos de su mujer, Cliff McCurdy, de 49 años, fabricó unacortina de plástico pegada al techo con cinta adhesiva de la que cuelgan cuatro brazos también de plástico.

Advertisement

Un emotivo vídeorecoge el momento en que ese ansiado reencuentro se produce y Lori finalmente puede abrazar a su padre gracias a la «cortina de los abrazos», una barrera de plástico que permite les permite hacerlo sin que haya contacto directo.