Makerjerez fabrica pantallas faciales a través de impresoras 3D en Jerez

Desde el Ayuntamiento de Jerez animan a sumarse a esta iniciativa a otros profesionales que cuenten con este tipo de dispositivos en sus domicilios

El Ayuntamiento, a través de la Delegación de Reactivación Económica, Captación de Inversiones, Educación y Empleo, ha agradecido a Makerjerez, colectivo de voluntarios que trabajan con impresoras 3D en Jerez, que se haya sumado a la iniciativa emprendida por profesionales de toda Andalucía, de fabricar viseras protectoras, que pueden evitar la propagación del COVID-19.

El Ayuntamiento, que conoció esta iniciativa, a través de sus redes sociales, ha colaborado reuniendo y aportando todo el acetato que ha podido encontrar en las distintas áreas municipales, para hacerlo llegar a tres particulares de Jerez que cuentan con impresoras 3D y que se han sumado a esta causa. Se trata de Francisco Gil, Rafael Domínguez y Ricardo Moreno. El objetivo es realizar pantallas faciales que pueden ser empleadas por trabajadores que, en estos días, tienen que continuar prestando su servicio de cara al público.

El delegado de Reactivación Económica, Captación de Inversiones, Educación y Empleo, Juan Antonio Cabello, además dar las gracias y expresar su respaldo a esta iniciativa, ha animado a sumarse a ella a otras personas que tengan en sus domicilios una impresora 3D. Ha destacado que “la sociedad de Jerez está mostrando una gran responsabilidad y generosidad, a la vista de todas las iniciativas de voluntariado a las que estamos asistiendo”. En este sentido, ha añadido que “desde el Ayuntamiento queremos dar a conocer esta otra posibilidad de colaborar en la lucha contra esta pandemia, porque muchas personas que continúan ofreciendo sus servicios a toda la ciudadanía, necesita medios de protección contra el virus”. De este modo, el delegado también se ha puesto en contacto con varios centros educativos que cuentan con impresoras 3D para intentar recabar su colaboración para esta iniciativa.

Este llamamiento del Ayuntamiento se hace extensivo también a empresas que puedan donar material para realización de estas pantallas, así como bovinas de PLA, filamento para impresoras.

Las pantallas faciales se componen de una montura -impresa en material plástico- y una hoja de pvc o acetato transparente que protege todo el rostro de salpicaduras accidentales y evitan así los contagios. Por sus características, diseñadas a nivel nacional y testadas por personal sanitario, estas protecciones pueden ser realizadas una a una en impresoras 3D.

Advertisement

La producción de estas unidades en Jerez va orientada fundamentalmente a sectores con menos posibilidades de acceso a dispositivos de prevención, como pueden ser, empleadas de atención a domicilio o personal de residencias de mayores. Precisamente, el Ayuntamiento ha hecho llegar a este colectivo un encargo de mil de estas pantallas para su propio personal para atender estas necesidades.

Si una persona tiene en su domicilio una impresora 3D y quiere adherirse a esta iniciativa, tiene en primer lugar un formulario de registro online (sevillamakers.com/censo) para censar su dispositivo. A partir de ahí, el usuario encuentra instrucciones en otro documento con las instrucciones técnicas (sevillamakers.com/covid19) para producir e imprimir sus propias viseras.