El alcalde de Alcalá del Valle se niega a hacerse la prueba del coronavirus

Trabajadores y personal eventual se han sometido a las pruebas, pero Rafael Aguilera se ha negado y ahora deberá permanecer en aislamiento

Personal de la residencia de mayores de Alcalá del Valle (Cádiz) ha acudido en la mañana de este jueves al centro de salud del municipio, citados para volver a someterse a la prueba del coronavirus en el caso de uno de los trabajadores, y por primera vez a otros contratados de forma eventual y que no estaban en el momento de la realización general de la prueba.

Otra de las personas a las que se ha citado es al alcalde de la localidad, Rafael Aguilera, por ser considerado contacto estrecho, aunque cuando se encontraba en el centro de salud se ha negado a someterse a ella.

Según han explicado a Europa Press fuentes sanitarias, aunque el alcalde no es trabajador de la residencia ha estado expuesto al entrar y salir de ella.

Además, como autoridad del municipio, el alcalde es considerado dentro del estado de alarma como un servicio esencial, por lo que se le debe realizar el test, según establece el procedimiento de actuación del Ministerio de 15 de marzo de 2020.

Al no haberse sometido a la prueba y haber estado expuesto con personas que han dado positivo en coronavirus debe ahora someterse a aislamiento domiciliario hasta pasar los 15 días de riesgo que se considera por la autoridades sanitarias.

Hay que recordar que efectivos de la Guardia Civil y sanitarios, en colaboración con la Junta de Andalucía, trasladan en la mañana de este martes 24 de marzo a la residencia Tiempo Libre de La Línea de la Concepción (Cádiz) a los afectados por el coronavirus de la residencia de mayores de Alcalá del Valle (Cádiz).

Asimismo, desde el pasado jueves 19 que se detectaron los dos primeros casos, la Guardia Civil está presente en la zona, así como que efectivos de la UME están desinfectando las calles todos los días y la residencia.