Pillados los autores del tiroteo tras disparar a los vecinos y a la policía en Jerez

La Policía Nacional ha intervenido una pistola con 20 cartuchos del 9mm parabellum junto con las vainas de los cartuchos disparados así como balas incrustadas en los edificios cercanos

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Jerez de la Frontera a dos personas como presuntos autores de un delito de homicidio en grado de tentativa y de los delitos tenencia ilícita de armas, atentado contra agentes de la autoridad y delito contra la seguridad vial.

Los detenidos están implicados en los hechos ocurridos el pasado 15 de febrero en la barriada de Federico Mayo donde participaron en una reyerta en la que utilizaron armas de fuego y una persona resultó herida. Posteriormente el 22 de febrero uno de los implicados realizó varios disparos y trató de atropellar a los agentes que acudieron al lugar. Los dos detenidos tras ser puestos a disposición judicial han ingresado en prisión preventiva.

La intervención se inició el 15 de febrero con ocasión de una reyerta en la que uno de los implicados en una reyerta con utilización de arma de fuego.

Uno de los implicados residente en la zona, tras una discusión con varios familiares, acudió a otro de los implicados para pedirle que le dejara el arma y en compañía del mismo, acudió a la zona donde produjo varios disparos que impactaron en uno de los residentes con los que mantenía la disputa previa, causándole heridas de gravedad en una de sus piernas.

Aunque este individuo no pudo ser identificado y detenido “in situ” por los agentes que acudieron al lugar, fue localizado y arrestado el pasado lunes 17 de febrero como presunto autor de los delitos de tenencia ilícita de armas, lesiones graves y tentativa de homicidio. Fruto de las investigación se identificó al coautor de los hechos, el cual había prestado el arma y le había acompañado directamente. Por todo ello se dictó una orden de búsqueda y detención.

Advertisement

Finalmente el sábado 22 de febrero el investigado fue localizado tras protagonizar otro altercado donde abrió fuego contra varios vecinos, disparando a los agentes que se desplazaron hasta el lugar.

En el momento de proceder a su detención, trató de abrir fuego contra los policías que le rodeaban, con la circunstancia de que el arma que portaba se le encasquilló.

Además de la pistola, se intervinieron dos cargadores completamente municionados con 20 cartuchos del 9 mm. parabellum junto con los casquillos disparados así como balas incrustadas en los edificios cercanos. Además fue intervenido como objeto del delito el vehículo monovolumen que conducía el detenido y con el que trató a de atropellar a los agentes.

Una vez finalizado el atestado policial, los detenidos fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia en la ciudad de Jerez de la Frontera y tras ser oídos en declaración, el magistrado-juez decretó su ingreso en prisión preventiva.