Fallecen dos linces en la última semana en la provincia de Jaén

Hasta cuatro animales de esta especie han perdido la vida en tierras jienenses en lo que va de año, por lo que los ecologistas piden pasos de fauna

La provincia de Jaén ha registrado en la última semana la muerte por atropello de dos linces en la A-4, a la altura de la zona que conecta las poblaciones de linces de Andújar (Jaén) y del río Guarrizas, lo que eleva a cuatro el número de ejemplares muertos en lo que va de año.

El Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) ha indicado a través de un comunicado que para reducir el número de linces atropellados es es clave la permeabilización de las infraestructuras, especialmente las más antiguas, como la A-4, con el objetivo de permitir que la fauna pueda cruzar de forma segura a través de pasos de fauna.

Los atropellos de esta semana han tenido lugar en los kilómetros 284 y 294, próximos a un «tramo negro» de casi 20 kilómetros, recientemente arreglado por el Ministerio de Fomento, en el marco del finalizado Life Iberlince.

Para la organización no gubernamental WWF, los atropellos de lince son un ejemplo de «cómo estas infraestructuras amenazan a nuestra biodiversidad con su efecto barrera, tanto a grandes y medianos carnívoros, como a especies más pequeñas de anfibios, aves o pequeños mamíferos».

Han añadido que no basta con arreglar determinados puntos de las carreteras, sino que «se hace urgente ‘reverdecer’ las infraestructuras para permitir que la fauna las pueda cruzar de forma segura».

En este sentido, han apuntado que es necesario hacer una evaluación, determinando todos los puntos negros y haciendo una planificación global de las soluciones a abordar. Para WWF, esto es «especialmente importante» en aquellas carreteras antiguas que se construyeron antes de las normativas actuales, como es el caso de la A-4.

El coordinador del proyecto de lince en WWF España, Ramón Pérez de Ayala, ha apuntado que «el Ministerio de Fomento debería poner en marcha proyectos globales para transformar las carreteras y autopistas en infraestructuras permeables más respetuosa con el medio ambiente, lo que redundaría, a su vez, en una mejora de la seguridad vial» . Para ello, según Pérez de Ayala, «se deberían movilizar las partidas disponibles dentro del Fondo Europeo de Desarrollo Regional».