Susana Díaz ve «patético» que le pidan dimitir por el robo a los parados andaluces

«Teresa Rodríguez ha querido hacer daño a Iglesias a través mía, dándome una patada pero que no iba a mí, iba a Iglesias»

La secretaria general del PSOE-A y expresidenta de la Junta, Susana Díaz, ha considerado que es «patético» y fruto de la «desesperación» del Gobierno andaluz que los partidos que lo sustentan, el PP-A y Ciudadanos (Cs), le pidan que dimita a cuenta de la sentencia de la pieza política del caso de los ERE conocida hace unas semanas.

«Se ve mucha desesperación, si actúan así es que nos temen», ha afirmado la líder de los socialistas andaluces en una entrevista concedida a Europa Press, donde ha garantizado que ella siempre hará «lo que quieran los socialistas andaluces y los andaluces, no lo que diga el PP-A».

Y es que, a su juicio, es «patético» que el Gobierno andaluz «le pida a quien está al frente de la oposición que se quite», y también que «es fruto de esa desesperación» porque «perdieron las elecciones andaluzas del 2 de diciembre del 2018, no ganaron el Gobierno y ahora pierden todas las elecciones y, además, uno de los socios ha quedado como residual», por Cs.

«Es un váyase señora Díaz pero a lo cutre», ha apostillado Susana Díaz, que también ha achacado la propuesta para reprobarla por los ERE en el Parlamento, registrada por Adelante Andalucía y que se debatirá en el próximo periodo de sesiones, a que a la líder del partido morado en Andalucía, Teresa Rodríguez, «no le gusta el pacto para un cogobierno suscrito entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias». «Ha querido hacer daño a Iglesias a través mía, dándome una patada pero que no iba a mí, iba a Iglesias, fruto de su incomodidad con el pacto nacional», ha abundado.

Al hilo, ha criticado a la presidenta del Parlamento, Marta Bosquet, que hace una gestión de la Cámara que es «partidaria y que devalúa lo que tiene que ser la Presidencia del Parlamento», toda vez que ha censurado que la Mesa se haya «saltado la interpretación de la ley» con la referida iniciativa de reprobación, al aprobarse en contra del criterio de un informe del letrado.

Advertisement

«Se meten con los independentistas catalanes por saltarse las normas en el Parlament y vienen a Andalucía y hacen lo mismo, saltarse la interpretación que los letrados hacen de las leyes y normas, ese nunca es un buen camino en democracia», ha avisado.

«ESTOY DONDE QUIERO ESTAR»

Entretanto, preguntada por su futuro, Susana Díaz ha dicho que el congreso regional del PSOE-A se celebrará «cuando lo marquen los Estatutos» del partido y que a día de hoy están centrados en la configuración del Gobierno de España y en su tarea de oposición en Andalucía, de modo que «cuando toque» buscará el apoyo y fortaleza del partido «para recuperar cuanto antes el Gobierno andaluz».

Ha asegurado que se siente «totalmente» respaldada por el PSOE y ha defendido que cuanto más le «ataca la derecha», más convencida está de que «estamos en el camino correcto».

«El PSOE es de sus militantes y hace lo que quieren sus militantes, no lo que diga la derecha», ha insistido la secretaria general del PSOE-A, que sobre Pedro Sánchez y su relación con él, ha señalado que a ambos les ha tocado vivir «un momento complicado y difícil» pero saben que «lo que España y Andalucía necesitan es mucha coordinación, poner los intereses de nuestro país y de Andalucía por encima de cualquier otra cosa, y hacerlo con mucha generosidad», y eso lo hacen con una relación «fluida, coordinada y de apoyo mutuo».

De este modo, ha incidido en que cuando lleguen las primarias del PSOE-A, «con toda la ilusión y con todas las ganas», buscará el apoyo de sus compañeros «para que cuando volvamos a las urnas tengamos un apoyo más grande todavía para volver al Gobierno de Andalucía».

Con todo, se ha descartado como miembro de un futuro gobierno socialista en la nación pues está donde quiere, en Andalucía, «con mucha humildad, aprendiendo cada día y contenta donde estoy, con ganas y fortaleza para que cuanto antes volvamos a la Junta».