Empezaba la temporada para el Xerez Toyota Nimauto y debutaban nada más y nada menos que ante el Jaén Paraíso Interior ‘B’ uno de los equipos más complicados de la categoría. Jesús Arzumendi salía con Juanlu en portería, Álex del Amor, Christian, Pedro y Antonio de la Flor.

El Xerez comenzó muy bien plantado en el encuentro, presionando muy bien la salida de su rival. Los azulinos habían empezado mejor plantados que sus rivales. Fruto de ello llegaba el primer gol para los locales. Germán ponía el 1-0 en el 6′ para los locales tras una gran jugada colectiva.

El conjunto azulino empezaba mandando y quería más, pero los de Arzumendi no se conformarían sólo con eso, ya que poco después Álex del Amor ponía el 2-0 tras una jugada ensayada en el 11′. Una vez más los locales se hacían grandes en el Ruiz Mateos. Los visitantes no le perdían la cara al encuentro gozaban también de sus ocasiones. Adri Luna tuvo en sus botas la ocasión más clara para los jienenses pero su disparo se topaba con el palo.

El choque seguía siendo trepidante con un Xerez que buscaba el tercero y un Jaén que buscaba con ahínco meterse en el partido. En el último tramo de la primera parte los visitantes llegaron con más peligro que los xerezano y la figura se Juanlu como ya es de costumbre, se hacía grande. Sin más ocasiones claras se llegaba al descanso.

La segunda parte empezaría con la tónica de la primera, pero con los de Jaén mejor plantados. Nada más empezar Enrique ponía el 2-1 para los visitantes. Había partido. Los jienenses seguían merodeando la meta de Juanlu, pero no llegaban con suficiente claridad. El Xerez por su parte, ahora se mantenía replegado atrás e intentaba sorprender a la contra a su rival. Además los visitantes jugaban con su portero Manu, muy adelantado, ocasión que debían de aprovechar los xerecistas. En el 28′ los visitantes tras un barullo en el área volverían a toparse con el palo y la figura de Juanlu. Ahora sí que los azulinos estaban sufriendo. Germán en uno de los robos al meta rival, disparaba a puerta vacía y se topaba con el larguero. El Ruiz Mateos se hacía eco y animaba a su equipo.

Se llegaba al último cuarto de partido y se encontraba más igualado que nunca. Los jugadores pedían a su hinchada que apretara y el Xerez se contagiaba. Los azulinos tuvieron dos ocasiones muy claras en las botas tanto de Pedro como de Christian para sentenciar el partido pero no estuvieron acertados. Manu, el meta visitante, estaba manteniendo a los suyos con vida. José Gómez ponía el miedo en los aficionados azulinos con otro tiro al palo.

Los xerecistas seguían buscando el tercero pero Manu, una vez más salvaba a su equipo. Javier Roca, el técnico visitante movía la pizarra y sacaba a Ruano como portero jugador. Con esto se llegaría al final del encuentro. El Xerez iniciaba su andadura en el campeonato con buen pie.