Reparto de puntos en Carranza entre Cádiz CF y Villarreal en LaLiga. Los cadistas llegaron a adelantarse a los seis minutos de partido por mediación de Negredo, pero el VAR lo anulaba por fuera de juego. Durante el choque, el conjunto castellonense llevó la posesión y los locales buscaron sorprender con veloces contragolpes. El Cádiz sigue sin vencer en casa.

Cádiz
José Mari conduce el balón en el Cádiz CF – Villarreal

El encuentro empezaba con el habitual tanteo entre ambos equipos y, aunque la balanza parecía desequilibrarse a los seis minutos de partido al enviar Negredo el esférico al fondo de la red, el gol quedaba anulado por fuera de juego tras consultarse la acción en el VAR. Una acción que poco influyó en el juego de los dos equipos, pero que es la segunda vez tras el partido de la Real en el que o bien por no consultarlo o por consultarlo, los amarillos salen perjudicados.

Llevaba a cabo el Villarreal un juego de posesiones largas, buscando encontrar el hueco para poder conectar con sus hombres más habilidosos. Los cadistas, por su parte, se mostraron bastante sólidos a la hora de contrarrestar las llegadas de los visitantes. Pocas ocasiones a lo largo de la primera mitad, en el que cada equipo puso sus cartas sobre la mesa.

Con ambos equipos acercándose a la portería rival, pero sin concretar sus acciones, el árbitro señalaba el camino a vestuarios, dejando la emoción para el explosivo comienzo del segundo tiempo. Los castellonenses se mostraron con algo más de peligro sobre el arco contrario, encontrándose con la defensa amarilla una y otra vez. Las ocasiones claras de gol seguían sin llegar cuando el cronómetro marcaba la hora.

Las entradas de Jairo y Malbasic daban algo de velocidad al equipo cadista según se iba acercando el final del partido, aunque el Villarreal también metía hombres de refresco en el ataque. Mientras tanto, el guion del choque no variaba y cada equipo mostraba sus intenciones en todo momento. Aunque los dos equipos pusieron toda la carne en el asador al final del encuentro, el pitido final decretó el reparto de puntos en Carranza.