El conocido pub Kapote ubicado en la Avenida Alcalde Álvaro Domecq, en Jerez, ha sido clausurado el sábado por la noche. A las 21:00 horas, agentes de la Policía Local, con apoyo de dotaciones de la Policía Nacional, decidieron ordenar el cierre del local. Según ha podido saber El MIRA, habrían triplicado el aforo permitido con las restricciones de estos momentos en la lucha contra el coronavirus; así como gran parte de los clientes no llevaban colocada la mascarilla, como se puede ver en un vídeo filmado horas antes del cierre.

No es el único establecimiento que ha sufrido cierre en las últimas horas en Andalucía. La Policía Local de Sevilla ha desalojado y precintado sobre las 10:00 horas de este domingo un local ‘after hours’. El establecimiento, que está ubicado en el Polígono Calonge, tenía a 42 personas en su interior; las cuales han sido denunciadas, tras recibir varios avisos a su número de emergencias, el 092.

Agentes de la Local se personaron en el lugar confirmando que efectivamente el establecimiento estaba abierto. Además, continuaba con su actividad con todas las personas sin mascarillas e incumpliendo las medidas de seguridad para evitar la propagación de la Covid-19.

Por su parte, el responsable del establecimiento no aportó la licencia de la actividad. Además, el local tenía la salida de emergencias bloqueada al estar cerrada con llave. Tampoco contaba con barra anti pánico, entre otros incumplimientos graves de las medidas de seguridad.

Ya desalojaron del mismo sitio a 22 personas 10 días antes

Ante esta situación, los agentes desalojaron el local y procedieron al precinto del mismo, del que la Policía Local ya había desalojado a 22 personas hace diez días; incluidas dos menores de edad que estaban ocultos en un hueco del local.

Por su parte, desde la Jefatura de Policía Local de Sevilla se pondrá a disposición de las autoridades sanitarias los datos de las personas denunciadas. El objetivo es garantizar la trazabilidad de los contactos estrechos ante un eventual brote por contagio de la COVID19 entre los denunciados.