Teresa Rodríguez: «Andalucía necesita que Pablo Iglesias sea el presidente del Gobierno»

En un acto en Jerez ha asegurado que «solo se cambian las cosas cuando la gente sale a la calle»

La coordinadora general de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, ha afirmado que los presupuestos de la Junta de Andalucía «huele a franquismo». «Hemos sacado al muerto pero ahora hay que sacar al franquismo de las instituciones», ha añadido la líder de la formación morada, que ha manifestado que «Andalucía necesita que Pablo Iglesias sea el presidente del Gobierno de este país».

En un acto en Jerez de la Frontera denominado «encuentro con la gente», Rodríguez, tras manifestar que apoyan «la lucha de los colectivos», ha asegurado que «solo se cambian las cosas cuando la gente sale a la calle». «Si no hay movilización en la calle no se cambia nada. Las cosas se cambian en la calle y después en las instituciones», ha añadido.

La líder de Podemos Andalucía ha criticado que el PP «ha firmado con Vox para meter en las escuelas que todo el mundo sabe que son fundamentales para los niños como el fomento de la caza y de los toros». «Nuestros niños no necesitan educación sexual para romper con las bases simbólicas de la violencia machista, para enseñarlos a vivir en igualdad, no necesitan educación para la salud, ni educación ambiental para conseguir acabar con el peligro del cambio climático, necesitan fomento de la caza y de los toros», ha señalado antes de decir que «esto es franquismo».

Para Rodríguez, «eso es devolver Andalucía al esperpento folklórico del franquismo y Andalucía no es ya eso por más que ellos lo recuerden». «No lo vamos a consentir», ha asegurado.

Misa y ‘Gentuza’

Además, ha criticado que en Andalucía «han firmado un acuerdo para compartir archivos de la sanidad y servicios sociales de los inmigrantes sin papeles con el Ministerio de Interior para expulsar a los inmigrantes».

«Esta gente que van a misa los domingos, esta gente que se ponen la corbata más grande el Domingo de Ramos, esta gentuza pretende que denunciemos a los inmigrantes por ir al médico y llevar a sus hijos a vacunar», ha dicho Rodríguez.

La líder de Podemos en Andalucía ha augurado que «lo que va a pasar no es que los inmigrantes sean expulsados, sino que van a tener miedo de llevar a sus hijos a vacunar y van a crear un problema de salud pública los irresponsables estos fascistas».

Políticas feministas o cómplice de los asesinatos machistas

Asimismo, ha hecho referencia a la violencia de género, que «llaman ahora violencia intrafamiliar, como las broncas que haya entre hermanos por una herencia». «O se acaba con el machismo, o se pone en el centro de la lucha contra la violencia de género o nunca se va a acabar con su expresión violenta», ha manifestado Rodríguez, que ha añadido que «o se hacen políticas feministas o uno es cómplice de los asesinatos machistas».

Para Teresa Rodríguez, «ese es el trifachito y eso es lo que no se puede permitir de ninguna de las maneras que ocurra el 10N, que se repita esa fortuita mala suerte que tuvo Andalucía con el Gobierno que está ahora mismo las riendas».

«Hay que decírselo a todos nuestros vecinos, familiares y amigos, que no queremos un gobierno indigno como el que tenemos lamentablemente de momento en Andalucía», ha aseverado.

Andalucía necesita a Pablo Iglesias

Teresa Rodríguez ha afirmado que «Andalucía necesita que Pablo Iglesias sea el presidente del Gobierno de este país» y ha argumentado como razón que «cuando negoció los presupuestos fue capaz de arrancar una subida histórica del salario mínimo, porque conquistó una subida de las pensiones o porque quiere poner sobre la mesa medidas para regular el alquiler, en una tierra que encabeza la lista de desahucios».

Por su parte, la candidata al Congreso por la provincia de Cádiz y portavoz de Podemos, Noelia Vera, ha afirmado que «estas elecciones va de con quien te juntas y con qué bando estás». «O se está con el pueblo o los que se olvidan de él una día tras otro», ha añadido, antes de apelar a la «unidad de quienes pensamos diferentes» y de advertir que sus adversarios políticos «están en la CEOE o en el palco del Santiago Bernabéu».