Osborne asegura que costará «mucho» recuperar la posición perdida en EEUU 

«El hecho de ponerte un arancel te saca del espacio en el que estabas compitiendo», afirma Fernando Terry Osborne

El consejero delegado del Grupo Osborne, Fernando Terry Osborne, ha calificado de «desalentador» que la política arancelaria de EEUU, aunque sea temporal, lleve a una pérdida de posiciones en este mercado, que «ocuparán otros».

Asimismo, ha subrayado que los países como España invierten mucho en países como EEUU en promoción y es algo que se pierde. «El espacio que desocupas lo ocupa otro», ha lamentado, para añadir que recuperar esa posición «cuesta» y «cuesta mucho trabajo en términos de rentabilidad».

El Grupo Osborne prevé cerrar el año con crecimiento de ventas, pero no descarta una reducción del Ebitda por su apuesta inversora para renovar su catálogo de productos. «Hay que sacrificar una parte de la rentabilidad», ha apuntado el consejero delegado del grupo.

El directivo ha realizado estas reflexiones en el transcurso de una rueda de prensa ofrecida en el marco del 34º Congreso AECOC. En su comparecencia, ha hecho un análisis de la coyuntura económica, del impacto del Brexit y de la política arancelaria de EEUU sobre productos españoles y, en concreto, los efectos sobre los vinos españoles.

En relación a esta última cuestión, ha indicado que, aunque se trate de medidas temporales que «no perduren mucho en el tiempo», al final, «el hecho de ponerte un arancel te saca del espacio en el que estabas compitiendo», lo que, según ha destacado, resulta «desalentador».

Brexit

Sobre las consecuencias del Brexit, el directivo de Osborne ha recordado que han adoptado medidas para afrontar los próximos seis o siete meses y su principal preocupación es evitar el desabastecimiento.

Osborne, que ha recordado que el Reino Unido no solo es cliente para la empresa sino también proveedor, ha señalado que, a medio plazo, también cuentan con mecanismos para hacer frente a esta situación, como establecerse en Inglaterra y, para ello, no descartan activar una sociedad que ya estaba constituida. En todo caso, ha indicado que habrá que esperar a que haya «una visibilidad clara» de las medidas del Gobierno británico.