Marcos Carribero vuelve a ganarle un pulso a su corazón

Los médicos se mostraron muy satisfechos tras la intervención y aseguraron a la familia que «este es otro paso más para adelante, dentro de su gravedad»

Cuando el reloj marcaba las 16:00 horas del jueves 24 de octubre, Marcos Carribero superaba una nueva batalla por la supervivencia. El jerezano, debido al empeoramiento de su corazón en los últimos meses, fue intervenido en una operación donde le cerraron una fuga de sangre en el corazón, le colocaron otro stent y otra válvula cardíaca más grande.

Los hemodinamistas, Félix Cosería, del Hospital Infantil Virgen del Rocío de Sevilla y José Luis Zunzunegui, del Hospital Gregorio Marañón de Madrid, fueron los encargados de realizar una operación. Los médicos se mostraron muy satisfechos tras la intervención y aseguraron a la familia que «este es otro paso más para adelante, dentro de su gravedad».

Recientemente, Marcos Carribero sufrió una poliglobulia, un trastorno por el que sube la proporción de glóbulos rojos por volumen sanguíneo, debido a una disminución del plasma sanguíneo. Todo ello provoca que la sangre sea cada vez más espesa y le provoque asfixia.

Su familia, a través de redes sociales, no tardaron en comunicar la feliz noticia. «He aquí las ganas tan grande de vivir que nos demuestra cada día, cada momento, será por tanto amor que nos tenemos, será por la lección de vida y supervivencia, será porque quiere tenernos fuertes y que sigamos adelante y luchemos por la vida».

La familia también ha querido agradecer a los especialistas su trabajo con el pequeño. «Quiero darles las gracias con el corazón a estas dos personas que, aparte de ser cirujanos también son personas maravillosas y un ejemplo como todo su equipo». Tampoco podían olvidarse de todas las personas que han mostrado su preocupación en las últimas horas. «Entre todos hacéis un gran corazón y seguís dándole vida. Gracias con el corazón».