Quieren sacar a Queipo de Llano de la Basílica de la Macarena

El golpista Gonzalo Queipo permanece enterrado en el interior de la basílica, algo que tras la exhumación de Franco ha generado un gran revuelo en la hermandad

El hermano mayor de la Hermandad de la Macarena de Sevilla, José Antonio Fernández Cabrero, ha dejado claro este viernes que estará «siempre dispuesta» a cumplir la Ley Andaluza de Memoria Histórica y Democrática «cuando se reglamente qué hacer» con los restos del general golpista Gonzalo Queipo de Llano de la basílica de la Macarena, ya que actualmente es «vaga».

En una entrevista en Canal Sur Radio, recogida por Europa Press, ha mostrado su respeto por las concentraciones que piden la retirada de Queipo, añadiendo que «tienen todo el derecho de hacerlo donde quieran y donde las autoridades les permitan».

Sin embargo, ha lamentado que ese respeto que la Hermandad manifiesta no se tenga «del mismo modo» por parte de esos colectivos que han elegido este domingo para movilizarse, ya que en esa jornada la Macarena desarrollará «una función principal».

Además, ha llamado la atención sobre la «incoherencia» de los políticos que se «manifiestan». Así, insta a que éstos «legislen, regulen, gobiernen y después digan cómo ha de actuar la Macarena conforme a derecho». «Medítenlo porque hay bastante incoherencia», agrega.

Fernández indica que la salida de Queipo «no es necesariamente decisión de la Hermandad», que cuenta con 20.000 hermanos y donde hay «decisiones de toda naturaleza». «No se puede abrir una consulta popular a ver qué hacemos sino lo que marque la ley. No se trata de tener razón sino de sostener la paz», recalca.

De este modo, insiste en que, cuando la Hermandad tenga «las disposiciones que regulen la retirada de los restos y las instrucciones oportunas y precisas bajo el precepto legal, no se tendrá ningún problema en proceder».

Además, recuerda que la Junta «en el tiempo pretérito no optó o ejerció el derecho a tomar decisiones», por lo que tras recordar posicionamientos del Ayuntamiento de Sevilla o de otros organismos, incide en que «el único competente nunca se dirigió a nosotros».

A ello, une que, según «las declaraciones últimas de la consejera de Cultura, Patricia del Pozo, había informes donde se decía que no se aconsejaba de momento tomar ninguna decisión». «Estamos a la espera de que nos digan cómo proceder», recalca.