El Pleno del Parlamento andaluz ha aprobado este viernes una Proposición no de Ley (PNL) defendida por Ciudadanos (Cs) por la que se pronuncia favorable a que se considere como enfermedad profesional los contagios de Covid-19 del personal que presta servicios en centros sanitarios y sociosanitarios. La propuesta ha sido respaldada por PP-A, Adelante y Vox mientras que el PSOE-A se ha abstenido en la votación.

En virtud de la iniciativa, la Cámara andaluza insta al Gobierno andaluz a que, a su vez, inste al Ejecutivo central a adoptar con urgencia las medidas necesarias para reconocer a los contagios del personal que presta servicios en dichos centros la consideración de enfermedad profesional a todos los efectos previstos por la normativa laboral y de la Seguridad Social.

En defensa de la iniciativa, el diputado del partido naranja Emiliano Pozuelo ha señalado que la «especial intensidad» que la Covid-19 ha tenido entre el personal que presta servicios en centros sanitarios y sociosanitarios convierten en «insuficientes» las medidas de protección reconocidas hasta la fecha para dicho colectivo porque «tenemos que proteger a los que nos protegen».

Por este motivo, según añade, «desde las organizaciones profesionales y sindicales más representativas de este colectivo se viene reclamando desde hace tiempo la consideración del contagio por Covid-19 de este personal, que adquieran por razón del ejercicio de su actividad profesional, como enfermedad profesional a todos los efectos previstos en la legislación laboral y de la Seguridad Social».

El diputado de Cs también ha señalado que la importancia de la medida queda igualmente puesta de manifiesto «por el menor número de declaraciones de enfermedad profesional que se han producido hasta el mes de julio, en torno a un 32 por ciento del año anterior, diferencia provocada por la incidencia de la Covid-19, que carece de dicha consideración».

El PSOE-A ve oportunismo en la proposición respecto a los sanitarios

Para posicionar al PSOE-A, la diputada María José Sánchez Rubio ha lamentado que los profesionales sanitarios andaluces «se han visto especialmente castigados por los contagios en el ejercicio de su profesión».

Igualmente ha recordado la falta de material y recursos que sufrieron en la primera oleada de la pandemia. No obstante, ha censurado el «oportunismo» de la propuesta y ha reclamado al Ejecutivo andaluz cumplir con sus competencias para aliviar su situación.

En nombre del PP-A, el parlamentario Erik Domínguez ha defendido el trabajo del personal que presta servicios en centros sanitarios y sociosanitarios: «No tienen capa pero tienen bata».

Del mismo modo, ha saludado la propuesta de Cs para apoyar al colectivo «juntos y de la mano» y para «ayudar a hacer justicia social para aquellos que están en primera línea» luchando contra el Covid-19.

María Vanessa García, diputada de Adelante, ha considerado «justo y necesario» que se reconozcan los contagios de Covid-19 como enfermedad profesional de este personal.

Sin embargo, ha lamentado que la iniciativa de Cs responde a «otra batallita política del Ejecutivo andaluz contra el Gobierno central». «Miran a Madrid sin solucionar los problemas de Andalucía», ha censurado.

Por Vox, el parlamentario Rafael Segovia ha saludado la iniciativa porque es «el justo reconocimiento de un derecho». También ha recordado que los sanitarios «afrontaron en situaciones lamentables» la primera oleada de la pandemia. Incluso «propias del tercer mundo» y, además, ha censurado que «se tardaron en tomar medidas» para solventar la situación.