La guardería de Punta Umbría (Huelva) —donde se detectaron seis positivos en coronavirus entre cuatro menores y dos profesionales de la misma clase—, se ha cerrado por mandato de la autoridad sanitaria. Por su parte, desde la dirección de la guardería «no comprenden» esta decisión y han pedido explicaciones a la Junta de Andalucía por la forma de proceder con el centro.

Tras detectarse los positivos en la escuela, en un primer momento, se determinó el cierre de ese aula con la cuarentena establecida; el resto, continuaron funcionando. Sin embargo, ahora han determinado el cierre de la guardería al completo.

En un comunicado de la escuela, remarcan que han pedido a Epidemiología, al centro de salud y a la delegación de Educación, pruebas para todo el personal del centro. Sin embargo, les comunican que no eran contacto estrecho. Ante esa respuesta, deciden hacerse las pruebas de manera privada, dando el resto de profesionales negativo.

Así, han abierto miércoles 23 y jueves 24 «con total normalidad, porque no teníamos instrucción de lo contrario». Dicho jueves, recibieron un correo electrónico con una resolución por parte de la Delegación Territorial de Salud de Huelva. En este, se les informa del cierre total de la actividad docente en la guardería hasta el día 5 de octubre.

Tras informar a las familias, han realizado las gestiones convenientes para pedir las explicaciones oportunas a la enfermera de enlace; a Epidemiología; a la Inspección de Educación; y a la Delegación de Salud de Huelva.

Así, la dirección asegura que el epidemiólogo aconsejó en su informe a la Delegación de Sanidad el cierre únicamente de ese aula y no del centro, porque el aula es un grupo de convivencia escolar «perfectamente aislado».

Por su parte, la gestión de la enfermera de enlace provoca la llamada de la Delegación de Salud. Esta les informa de que, con «más de tres casos, se considera un brote, aunque sea del mismo aula. Asimismo, informan de que lo mejor para prevenir es cerrar la guardería».

Finalmente, lamentan que la administración «haya tardado dos días en enviarles el comunicado»; dejando claro que no han aparecido nuevos positivos en coronavirus en la escuela y que han actuado siguiendo «estrictamente» el protocolo. «Nos sentimos impotentes», han concluido. Además, ha incidido en que el único alivio es «el apoyo de las familias y entidades municipales».

Apoyo de Punta Umbría a la guardería

La alcaldesa de Punta Umbría, Aurora Aguedo, ha solicitado mayor información a la Delegación de Salud sobre los casos positivos de coronavirus en la localidad. Todo ello, tras «los errores y tardanza en la aplicación de los protocolos que ha tenido la Junta de Andalucía con la Escuela Infantil La Cabrita«.

Aurora Águedo ha calificado en una nota de prensa de «inadmisible la falta de coordinación de las autoridades sanitarias y educativas y la mala gestión que se ha tenido con la Escuela Infantil La Cabrita».

Según la alcaldesa de Punta Umbría «este guardería está haciendo un trabajo ejemplar y se ha guiado en todo momento por las indicaciones contradictorias de la Junta de Andalucía». A su juicio, «no se puede aceptar la ineficacia y tardanza de la administración en la aplicación de los protocolos en Punta Umbría».

Además, la alcaldesa puntaumbrieña ha querido mandar un mensaje de apoyo a toda la comunidad educativa de la escuela infantil. También ha hecho un llamamiento a la responsabilidad ciudadana y ha pedido la máxima prudencia en la aplicación de las medidas contra el coronavirus.

Protestas en el IES Saltés

De otro lado, el AMPA ‘Mar de Leva’ del IES Saltés de Punta Umbría ha indicado este viernes 25 que seguirán con las movilizaciones; como la cacerolada que ha tenido lugar dicho viernes. Con ella, continuarán la semana que viene, hasta tener «hechos concretos» por parte de la Delegación de Educación. Esta se ha puesto en contacto con la dirección del centro para conocer cuáles son sus necesidades.

Así lo ha indicado la portavoz del AMPA, Mariló Duque, que ha pedido que la Delegación diga «si van a dotar al centro de los medios». En este punto, ha señalado que les han preguntado «cuáles son las medidas de las aulas y qué alumnado hay»; pero que, de momento, «no ha habido ninguna reunión». El AMPA ha mandado este viernes 25 un nuevo escrito, «reiterando lo que ya ha solicitado también el propio centro».

Así las cosas, Duque ha señalado que los alumnos «no pueden asistir a clase porque la Junta no dota al centro». Del mismo modo, ha censurado que, desde la administración, «no nos den una respuestas ni nos digan qué van a hacer para solucionar la situación».

Por su parte, la alcaldesa de Punta Umbría, Aurora Águedo, se ha unido este viernes a las protestas de AMPA mostrando su «respaldo»; al tiempo que ha reivindicado «la calidad de una educación pública y segura, porque en estos momentos Educación y Sanidad deben ir de la mano».

Además, Águedo ha calificado de «irresponsabilidad» por parte de la Junta de Andalucía haber dejado «en manos de los docentes la elaboración de los planes de contingencia en los centros educativos frente al coronavirus»; algo que, a su juicio «tenía que haber realizado la Consejería de Salud».