Una mujer da a a luz en plena calle en Málaga

Agentes de la Policía Local asistieron el parto siguiendo en todo momento las indicaciones que una operadora del 092 les transmitía

Cuatro agentes de la Policía Local de Málaga han asistido a una mujer que, este pasado domingo 24 de mayo, estaba dando a luz en plena calle. En concreto, en la calle Francisco Carter, situada en la Barriada 26 de Febrero de la capital.

Los hechos ocurrieron sobre las 06.45 horas de la mañana del domingo 24 de mayo, cuando se recogió en la Sala 092 de la Policía Local de Málaga una llamada que alertaba de que una mujer se encontraba en la calle con dolores de parto.

A la vez que se avisaba al 061, se puso el hecho en conocimiento de las unidades de la Policía Local de Málaga que estaban de servicio, acudiendo una de ellas que se encontraba patrullando muy cerca de la zona, siendo los agentes posteriormente apoyados por otros dos compañeros de una unidad del turno entrante los que se desplazaron hasta el lugar.

Una vez allí, los policías locales comprobaron cómo una mujer estaba sentada en una silla con fuertes dolores y contracciones, propios de encontrarse de parto, deduciendo los agentes que estaba a punto de dar a luz.

Por ello, no dudaron en auxiliarla, ayudándola a controlar el tiempo de las contracciones y tratando de que las acompasara con su respiración, a la vez que intentaban tranquilizarla, siguiendo en todo momento las indicaciones que la operadora de la Sala del 092 les transmitía, y que provenían a su vez de la Sala del 061.

Posteriormente, los policías locales comprobaron cómo la cabeza del bebé empezaba a asomar y, ante la inminencia del alumbramiento, la propia mujer se levantó un poco de la silla, abriendo sus piernas y empujando hacia fuera al bebé, colocando dos de los agentes sus propias manos frente a ella para sostenerlo y evitar que sufriera ningún tipo de daño, han informado desde la Policía Local a través de un comunicado.

El bebé terminó de salir rápidamente, colocándolo los policías locales con sumo cuidado sobre el pecho de la madre y arropando a ambos con una toalla para mantener la temperatura del neonato, no sin antes comprobar cómo el mismo respiraba con total normalidad y la madre se encontraba en perfecto estado, a pesar de las circunstancias complicadas en que tuvo lugar el parto.

Momentos después, se personó la ambulancia del 061, asistiendo a ambos en el lugar y procediendo a su traslado al Hospital Materno Infantil de la capital.