Un grupo de extrema derecha agrede a un sindicalista en Málaga

Según la denuncia, los agresores «empezaron a proferir cánticos y gritos como ‘Viva Franco, viva Hitler y viva Vox’, entre otros»

El sindicato UGT, así como Adelante Málaga e IU, han denunciado la agresión que sufrió este pasado sábado un sindicalista, perteneciente al Sectorial Ferroviario de FeSMC UGT Málaga, supuestamente, por parte de un grupo de extrema derecha en una terraza de la capital malagueña. Además, el perjudicado presentó una denuncia ante la Policía Nacional.

Desde UGT Andalucía han indicado en un comunicado en su página web que «un grupo de ocho personas –que por su indumentaria y comentarios parecían haber participado en la manifestación contra el Gobierno, celebrada horas antes en la ciudad–«, estaban en la mesa contigua a la del sindicalista.

Así, según la denuncia, «empezaron a proferir cánticos y gritos como ‘Viva Franco, viva Hitler y viva Vox’, entre otros», y antes de marcharse, «y tras un comentario sin acritud ni malas formas del sindicalista de UGT», dos de los jóvenes «le increparon al grito de ‘tú eres un rojo de mierda'», han indicado desde el sindicato.

A continuación, los ocho jóvenes presuntamente «se abalanzaron sobre él y comenzaron a propinarle patadas hasta tirarle al suelo, causándole múltiples lesiones que motivaron su traslado al servicio de urgencias del Hospital Virgen de la Victoria».

Desde FeSMC UGT Andalucía han condenado enérgicamente la agresión sufrida y «el clima de crispación política que se está alimentando desde algunos ámbitos de la derecha política en el actual contexto de alerta sanitaria por COVID-19».

«Un estado de crispación que, como se ha visto, degenera en situaciones de violencia, física y verbal, por parte de grupos descontrolados que ejercen su matonismo contra los ciudadanos que no comparten, o les recriminan en el libre ejercicio de su libertad de expresión, su comportamiento», han dicho en un comunicado.

Han señalado que defienden «la libertad de expresión como un pilar esencial de nuestra democracia», pero entiende que «esta debe ejercerse de forma pacífica y respetando las normas de convivencia ciudadana, especialmente en la actual situación de excepcionalidad que vivimos y que demanda la máxima responsabilidad por parte de toda la sociedad».

Desde la Comisión Ejecutiva Regional de FeSMC UGT Andalucía han deseado la pronta recuperación del sindicalista y han exigido que «sean localizados los agresores, detenidos, y puesto a disposición judicial para que la ley actúe con rotundidad sobre ellos».

Otras condenas 

Al respecto, el coordinador provincial de Izquierda Unida y parlamentario andaluz de Adelante, Guzmán Ahumada, ha condenado dicha agresión y ha apuntado que «este tipo de acciones no tienen cabida en un sistema democrático ni en una ciudad con la tradición de apertura y tolerancia como Málaga», por lo que ha considerado que «tienen que ser perseguidas y erradicadas con total firmeza».

Tras esta agresión «y otros episodios de violencia que se están produciendo en distintos puntos del Estado», Ahumada ve «el resultado de la escalada de violencia verbal y confrontación descarnada de los partidos de la derecha y la extrema derecha». «Las campañas de bulos, los llamamientos a golpes de estado y las acusaciones infundadas vertidas de continuo son el acelerante para que se repliquen estos sucesos intolerables en las calles de nuestras ciudades», ha dicho.

El coordinador provincial de IU ha enviado el «fraternal apoyo al sindicalista agredido y a sus compañeras» y ha llamado «a seguir trabajando, desde los resortes democráticos, con integridad y compromiso por la justicia social, la cooperación y la superación de la crisis derivada de la pandemia desde la unidad y con el firme objetivo de que nadie se quede atrás».

Asimismo, la confluencia de Podemos e Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Málaga también han mostrado públicamente su «enérgica repulsa ante la brutal agresión por parte de un grupo de ideología fascista a un vecino y sindicalista malagueño de UGT» y ha reclamado que «frente a la violencia la respuesta es la democracia».

«Tenemos que parar el virus del fascismo con todos los recursos democráticos que tenemos a nuestro alcance», ha señalado la edil portavoz adjunta de Adelante, Paqui Macías, quien ha dicho que «estos actos violentos son alentados por el partido político Vox desde la tribuna del Congreso cada vez que llaman a la ciudadanía a un golpe de estado contra un gobierno legítimo, emanado de las urnas y de la voluntad popular. Frente a su violencia, nuestra respuesta es más democracia».

En este sentido, el concejal portavoz de Adelante, Eduardo Zorrilla, también ha condenado «la actitud de los partidos de la derecha, que han optado por la estrategia de aumentar la crispación y fomentar el odio y la intolerancia, generando un nocivo clima de confrontación y enfrentamiento entre españoles en uno de los momentos más delicados de la historia de nuestro país».

Desde la confluencia de Izquierda Unida y Podemos han enviado al sindicalista agredido «un fuerte abrazo» y le desean una pronta recuperación, a la vez que le agradecen «su compromiso en la defensa de los derechos de los trabajadores y su compromiso con la democracia».

Asimismo, desde Izquierda Unida Málaga ciudad han condenado esta «brutal» agresión; «hechos que no podemos tolerar ni en nuestra ciudad ni en ninguna otra y que condenamos firme y enérgicamente». Así, han mostrado su solidaridad con el sindicalista, su familia, con UGT, y con todos los partidos, sindicatos y asociaciones «que están defendiendo la democracia».

La coordinadora de IU en la capital, Remedios Ramos, ha considerado «lamentable que haya partidos de derechas y ultraderecha que estén alentando estos comportamientos; las agresiones, la hostilidad, un clima de odio y enfrentamiento en la calle en una conducta antidemocrática, insolidaria y completamente irresponsable, es por ello que decimos alto y claro que contra el fascismo, contra las agresiones, contra el clima de odio, tolerancia cero».