La Policía Local de Cádiz centra sus objetivos en la venta ambulante

Pone en marcha un plan de prevención y vigilancia para perseguir esta actividad en la calles de la ciudad

La Policía Local ha puesto en marcha un plan de prevención y vigilancia para perseguir la venta ambulante ilegal en las calles de la ciudad. La decisión llega tras varias reuniones que este colectivo de comerciantes ha mantenido con las distintas fuerzas de seguridad.

La Policía Local ha puesto en marcha un plan especial de trabajo de prevención y vigilancia de las calles más comerciales de la ciudad, desde las diez de la mañana hasta las nueve de la noche, con el objetivo de evitar la proliferación de la venta ambulante ilegal.

Los comerciantes recuerdan que el llamado top manta conlleva varios tipos de ilegalidad, como «las falsificaciones, la venta de productos de segunda mano o la venta de copias ilegales», al tiempo que se señalan que tampoco está autorizada la venta ambulante que se realiza en las terrazas de los bares y en la que se suelen ofrecer collares, pulseras y gafas de sol, entre otros objetos.

Cádiz Centro Comercial hace un llamamiento a los ciudadanos para que no consuman este tipo de productos, y enumera casi una decena de razones para argumentarlo.

Según una nota enviada por Cádiz Centro esta venta contribuye al cierre de empresas gaditanas y a la pérdida de los empleos, que se acepta la explotación laboral de los vendedores, se fomenta las actividades delictivas en el proceso de fabricación y comercialización y se fomenta el fraude a la administración pública.