Obliga a una joven de 19 años con discapacidad a prostituirse en Sevilla

La víctima vivía en un coche abandonado donde el detenido la obligaba a prostituirse 

La Policía Nacional ha liberado en Sevilla a una joven de 19 años y con una discapacidad intelectual del 69% que ejercía la prostitución coaccionada por I.M.B., varón de 22 años y origen rumano que se encargaba de buscarle los clientes y se apropiaba de la totalidad del dinero que cobraba por los servicios de la chica, hechos por los que la autoridad judicial ha decretado su ingreso en prisión preventiva por un delito relativo a la prostitución y explotación sexual.

Según concreta en una nota de prensa el cuerpo policial, la mujer se prostituía en el interior de un coche abandonado estacionado en el interior de un parking cercano a la estación de autobuses Plaza de Armas.

La operación se inició una vez que los agentes tuvieron conocimiento de la existencia en los alrededores de la estación de un varón que ofertaba servicios sexuales de una joven a pasajeros y transeúntes por las inmediaciones.

Tras una búsqueda exhaustiva, localizaron a la joven en estado de desnutrición, ya que llevaba varios días sin comer, por lo que fué trasladada a dependencias policiales para ser asistida por funcionarias de la Unidad Central de Redes de Inmigración Ilegal y Falsedades Documentales (Ucrif), especializadas en la investigación de delitos relativos a la prostitución.

Fue durante el transcurso de las actuaciones cuando se averiguó que la chica tiene una discapacidad intelectual del 69%, según informe de la Consejería de Igualdad, Asuntos Sociales y Conciliación de la Junta de Andalucía.

En la declaración efectuada a los agentes la joven manifiesta que se encontraba sola en la ciudad y al no contar con recursos económicos, dormía en un coche abandonado.

En estas circunstancias conoció a un chico de origen rumano que la coaccionó para que se prostituyera y conseguir así dinero.

Él se encargaba de buscarle los clientes y acompañarlos al coche donde dormía, debiendo estar todo el día a la espera de que los encuentros se concretasen.

El sujeto se quedaba con todo el dinero que recibía por los servicios que la joven realizaba, llegando hasta el extremo de no proporcionarle siquiera alimentos en los últimos cuatro días.

Una vez oída su versión, continúan las investigaciones hasta lograr localizar y detener a I.M.B. de 22 años por un delito relativo a la prostitución y explotación sexual, quien tras pasar a disposición de la autoridad judicial ha ingresado en prisión de forma preventiva.

Durante la operación, la Policía ha estado en contacto con la Fiscalía de la Audiencia Provincial, la que ha facilitado el alojamiento en una casa de acogida de la víctima, permitiendo así librarla de la situación de explotación sexual a la que estaba sometida.

Esta operación ha sido realizada por la Brigada Móvil de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana junto a la Ucrif de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras, en respuesta a los delitos relacionados con la trata de seres humanos, para lo cual es fundamental la colaboración ciudadana que puede poner en conocimiento de la Policía estos hechos a través del correo electrónico trata@policia.es.